El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, indicó que se reporta cantidad de personas en las vías públicas y también congestionamiento vehicular pese a que rige una cuarentena en la capital. (Foto: Archivo de GEC)
El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, indicó que se reporta cantidad de personas en las vías públicas y también congestionamiento vehicular pese a que rige una cuarentena en la capital. (Foto: Archivo de GEC)

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, criticó la cuarentena total en Lima, Callao y en otras regiones del país que pertenecen al nivel de alerta extrema, para mitigar los efectos que viene dejando la segunda ola de COVID-19. Consideró que la medida impuesta por el Gobierno no está siendo rigurosa.

En declaraciones a TVPerú, el burgomaestre opinó que al cuarto día de esta medida se reporta cantidad de personas en las vías públicas y también congestionamiento vehicular debido a que existen muchas unidades en las principales avenidas.

“Veo mucha gente en las calles, veo muchos vehículos. No está siendo una cuarentena muy extensa ni rigurosa. Hay que reformular ciertas cosas”, refirió.

C7 Jorge Muñoz Ampliacion Metropolitano 2
C7 Jorge Muñoz Ampliacion Metropolitano 2

Muñoz Wells reiteró que está a favor de las cuarentenas focalizadas, pero que espera que el Ejecutivo haga reajustes a la actual cuarentena impuesta para poder hacerle frente a la segunda ola del COVID-19 en nuestro país. “Estoy de acuerdo con las cuarentenas focalizadas. Eso es parte de una inteligencia para atacar esta situación”, acotó.

Añadió que la Municipalidad de Lima vienen trabajando durante esta cuarentena total. Citó como ejemplo el respaldo el apoyo a las ollas comunes que benefician a vecinos vulnerables de diversos distritos de la capital.

“Tenemos varias iniciativas Manos a la Olla y Adoptar una Olla. Estamos llevando con Lima Te Cuida las pruebas de antígeno que dan resultado preciso y trabajamos con los mercados itinerantes para llevar productos a precio módicos durante esta cuarentena”, señaló.

La cuarentena total en Lima, Callao y en otras regiones del país que pertenecen al nivel de alerta extrema, será hasta el 14 de febrero para mitigar los efectos del COVID-19. En ese sentido, habrá restricción de inmovilización social obligatoria y solo una persona por familia podrá salir a realizar las compras necesarias.

Sin embargo, el Ejecutivo especificó que las personas tendrán la autorización de salir una hora diaria entre el rango de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. Si bien es cierto, no habrá fiscalización, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, instó a que cada ciudadano actúe de manera responsable.