<a href=""></a>

Personal de la división antisecuestros de la Dirincri intervino a 22 miembros de una organización criminal dedicada a la explotación de menores de edad. Según las investigaciones de la policía, los delincuentes tendrían en su poder a más de 40 menores.

Latina reveló que la policía tomó conocimiento del caso cuando una de las menores a las que habían intentado captar realizó la denuncia. Luego de un año de pesquisas, la policía intervino las viviendas de los presuntos responsables el último fin de semana.

El líder de la organización criminal fue identificado como Edwin Barrientos, más conocido como “Chacal”. Las menores liberadas indicaron en sus testimonios que las mantenían en cautiverio bajo amenaza de muerte. Las edades de las menores van desde los 14 a los 17 años.

Según las investigaciones, la captación de estas menores ocurría mediante redes sociales a través de las cuales se les ofrecía dinero y trabajo para citarlas en un lugar específico y luego secuestrarlas. Además, la banda también las habría grabado manteniendo relaciones sexuales para luego chantajearlas difundiendo el contenido.

Una de las evidencias decisivas fue la interceptación telefónica de la policía, mediante la que obtuvieron la forma que coordinaban con otras personas la explotación sexual de las menores y la forma de pago acordada.

TAGS RELACIONADOS