Una misión científica de China arribó el miércoles a Lima trayendo un lote de una potencial vacuna contra el coronavirus que en fase de prueba se inyectará a 6.000 voluntarios a partir de la semana entrante.

Tras el paso de las horas, la Cadena de Televisión Global de China (CGTN) informó sobre la llegada de esta misión a nuestro país a través de sus distintos canales de comunicación.

El canciller Mario López, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y el embajador chino en Lima, Liang Yu, recibieron a la misión que coordinará estos ensayos clínicos de la vacuna, elaborada por el grupo chino Sinopharm.

En las imágenes, que fueron transmitidas por la televisión de china en sus plataformas oficiales en español y en inglés, se observa el arribo de la delegación al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Los 6.000 voluntarios, que deberán tener entre 18 y 75 años y no haber contraído el nuevo coronavirus, son reclutados por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), que apoyan la investigación china en el país.

La aplicación de la vacuna del grupo Sinopharm será una inyección intramuscular, en el brazo.

Los participantes serán divididos en tres grupos de 2.000 personas. Uno recibirá la cepa de Wuhan, otro la de Beijing y el tercero, un placebo, según los investigadores.

Las pruebas se inician la próxima semana con un grupo inicial de 3.000 voluntarios. Se estima que el experimento en Perú podría acabar en diciembre.

Con 33 millones de habitantes, Perú es el tercer país en América Latina en decesos por la pandemia, con más de 29.000, después de Brasil y México. Además, es el segundo en contagios superando los 660.000, detrás del gigante sudamericano.

Fuente: Con información de AFP

VIDEO RECOMENDADO