Su madre había seguido 300 pistas falsas en los últimos 30 años, antes de encontrar a su hijo.
Su madre había seguido 300 pistas falsas en los últimos 30 años, antes de encontrar a su hijo.

En medio de la cuarentena en muchos países del mundo que se vive por el , en , unos padres se reecontraron con su hijo perdido hace más de 30 años. La prensa del país asiático siguió todas las incidencias del caso.

Mao Yin de 34 años recordaba haber visto a una señora en televisión buscando a su hijo secuestrado, pero jamás imagino que ese niño perdido era él. Creció pensando que sus padres a los que vio siempre, fueron los biológicos y más de tres décadas después, pudo conocer a sus verdaderos progenitores.

Mao tenía 2 años cuando fue secuestrado en la provincia central de Shaanxi en 1988 cuando volvía con su padre del jardín de niños. El aún bebé tenía sed y su papá entró al hotel para buscar agua. En esos pocos minutos, su hijo fue secuestrado y vendido a una pareja sin hijos a un precio de 840 dólares actuales.

La pareja de esposos de la ciudad de Sichuan cuidó a Mao como si fuese su propio hijo. Pero debido al inagotable trabajo de su madre biológica para encontrarlo, ayudado por pistas y la tecnología de reconocimiento facial, Mao pudo reecontrarse con sus verdaderos padres.

Li, madre Mao había seguido 300 pistas falsas para ver si llevaban a su hijo desaparecido en los últimos 30 años. Su labor también fue para hacer que muchos padres encuentren a sus hijos perdidos. “No quiero que me deje nunca más. No dejaré que se vuelva a separar”, dijo la mamá.

Mao tenía un negocio en Sichuan, pero se mudará con sus padres biológicos, quienes nunca dieron por perdido a su hijo.

VIDEO RECOMENDADO:

Lionel Messi y Antonella Roccuzzo: Con estos juego divierten a sus hijos en cuarentena


TAGS RELACIONADOS