Johan Fano sueña con retirarse en Universitario. Foto: AFP

Johan Fano: “El técnico debe tener los pantalones bien puestos”

Johan Fano asegura que siempre lo tildaron de ‘agrandado’ por ambicionar la gloria.

Probablemente, muchos lo tildaron de ‘agrandado’ y antipático, pero lo cierto es que Johan Fano siempre sudó la camiseta y nunca renunció a sus objetivos, por más inalcanzables que hayan parecido. A sus 36 años, el ‘Gavilán’ todavía alza vuelo con las Águilas Doradas en el fútbol colombiano. Desde ahí y en exclusiva para EL BOCÓN, el atacante disparó su verdad, fiel a su estilo, sobre la realidad que rodea al fútbol peruano.

Escribe Wilmer Robles

-Selección Peruana: Ricardo Gareca aceptó ser técnico de la 'Blanquirroja'

¿En las últimas dos fechas te reencontraste con el gol?

Gracias a Dios, las cosas me están yendo bien. Vengo de diez días de estar enfermo, pues estuve con un virus, que también tuvieron dos compañeros acá, en Pereyra. El técnico me brindó la confianza y en las últimas dos fechas convertí dos goles.

¿Cuál es la diferencia entre el fútbol colombiano y el peruano?

Es más competitivo en todo sentido. El plus en relación al peruano es que es un fútbol más dinámico, vertical. Es un privilegio haber jugado en Once Caldas, Atlético Nacional y ahora en Águilas Doradas, muchos pensaban que en Colombia y en México, con Atlante, no me iría bien, que estaba viejo pero fue todo lo contrario. En el torneo peruano todavía se juega en campos sintéticos, eso debe desaparecer, así como jugadores impagos, todo se debe cortar de raíz. Los extranjeros deben marcar la diferencia y enseñar al peruano, no quitarle la luz al compatriota.

Le ganaste el duelo a Andy Pando contra La Equidad.

Con Andy tuve la oportunidad de conversar antes y después del partido que le ganamos. Es un futbolista que tiene mucha ambición, que puede dar más. Espero que más peruanos vengan al fútbol colombiano, pues acá estás en la mira de todos, los jugadores son exportables.

¿El jugador peruano es muy conformista?

Yo no soy quién para juzgarlos, pero así tengas un carro o un escúter, la mentalidad debe prevalecer. No deben ser conformistas. A mí me juzgaban por ser ‘agrandado’, ‘picón’, ambicioso, disociador, por siempre decir que deseaba ganar la Sudamericana o la Libertadores con los equipos donde jugué; sin embargo, salí campeón, elegido el mejor extranjero, goleador. Nunca he sido hipócrita, soy frontal, pero en el fútbol hay muchos enemigos, chupamedias, a esa gente hay que eliminarla del fútbol peruano. El jugador peruano tiene que trazarse objetivos grandes, como jugar en Barcelona o Real Madrid, condiciones hay.

¿Qué te faltó por conseguir en el fútbol?

Probablemente maduré muy tarde, pero me quedo con el sinsabor de no haber clasificado a un Mundial con mi selección. Además de no haber podido jugar en Europa. Ahora hay más oportunidades para los jóvenes, es más fácil emigrar.

¿Estás preparado para el retiro?

Pensé en hacerlo el año pasado, pero voy a esperar a fin de año y ver cómo me va en Águilas. El día que me retire, me dedicaré a ser formador de menores, para eso he estudiado acá en Colombia.

Universitario tiene un lugar en tu corazón...

Aprendí a querer a Universitario, a sus hinchas, todo. Es más, si me llaman de Universitario tomaría el primer avión y me retiraría jugando por ellos. Si en algún momento me lo proponen, no lo dudaría dos veces.

¿Qué opinas de Edwin Oviedo como presidente de la Federación Peruana de Fútbol, y de Juan Carlos Oblitas como director deportivo?

Juan Carlos haría una buena labor, pues sabe de fútbol. Al presidente de la Federación le deseo lo mejor como todo peruano, hay que apoyarlos a todos.

Ricardo Gareca está por ser el nuevo seleccionador...

Es una decisión de los directivos. El profesor es un buen entrenador. Pese a que no ha dirigido a otra selección, es un técnico frontal, directo y trabajador.

¿Tuviste un problema con el ‘Tigre’ en la ‘U’?

Muchos piensan eso, pero Gareca fue sincero al decirme que tenía pensado traer otros jugadores. Fue frontal conmigo, valoro mucho eso. Felizmente, se me abrió la posibilidad de jugar en Once Caldas. Yo no discutí con él, tampoco me fui de Universitario por indisciplina. Me dijo las cosas de frente, fue directo y eso me gustó mucho.

Entonces, tiene los pergaminos para ponerse el buzo rojiblanco...

Sea Ricardo Gareca u otro el técnico para la selección, debe apostar por el jugador que está jugando en su Liga. No que sea un entrenador gritón, más bien debe tener los pantalones bien puestos.

Comentarios