La tenista norteamericana detalló las "complicaciones" que casi terminan con su vida.

Serena Williams y su dolorosa confesión luego de convertirse en mamá

La tenista norteamericana detalló las "complicaciones" que casi terminan con su vida.

Una de las sensaciones más hermosas de todo ser humano es convertirse en padre o madre familia.Eso sintió la tenista americana Serena Williams, cuando se convirtió en madre por primera vez (el 1 de setiembre de 2017). El entorno cercano de la tenista americana vibró de dicha durante esos momentos.

Sin embargo, no todo fue felicidad para la deportista. Y es que esta semana, Serena Williams reveló que el nacimiento de su hija, Alexis Olympia Ohanian Jr, estuvo cerca de acabar con su vida.

"Casi muero", reveló Serena Williams a la cadena CNN en un extenso texto en el que detalla cuáles fueron los inconvenientes que complicaron su embarazo.

"Comenzó con una embolia pulmonar, que es una afección en la cual una o más arterias de los pulmones se bloquean por un coágulo de sangre. Debido a mi historial médico con este problema, viví con miedo esta situación. Entonces, cuando me quedé sin aliento, no esperé un segundo para alertar a las enfermeras", reveló Serena Williams dos veces campeona del Abierto de los Estados Unidos.

Semanas después del parto, la hermana menor de las Williams había contado en diciembre que existieron "muchas complicaciones" en el parto, pero jamás había profundizado en el asunto. Hasta este martes la atleta.

"La herida de mi cesárea se abrió debido a la tos intensa que sufrí como resultado de la embolia. Volví a la cirugía, donde los médicos encontraron un gran hematoma, una hinchazón de sangre coagulada, en mi abdomen. Y luego volví al quirófano para un procedimiento que evita que los coágulos viajen a mis pulmones", comentó Serena Williams.

Gracias al labor del equipo médico, la ex número 1 del ranking WTA pudo regresar a su hogar, en donde permaneció seis semanas en reposo, junto con su hija Olympia. Todo esto sucedió luego de un parto que comenzó también tuvo complicaciones. Serena Williams contó también que la bebé tuvo problemas cuando comenzaron las contracciones: "Su ritmo cardíaco se redujo drásticamente", señaló. 

La ganadora de 23 títulos de Grand Slam agradeció al equipo médico que trabaja en el Centro Médico St. Mary's de Palm Beach, Florida. "Si no fuese por su profesional cuidado, no estaría aquí hoy", sentenció Williams.

LEE ADEMÁS

Etiquetas
Comentarios

Desayunos de Correo