Novak Djokovic agotará sus recursos para poder participar del Abierto de Australia. (Foto: AFP)
Novak Djokovic agotará sus recursos para poder participar del Abierto de Australia. (Foto: AFP)

Novak Djokovic continúa en el ojo de la tormenta, pues—hace algunas horas—el Gobierno de Australia decidió suspender por segunda vez su visa. Pese a eso, el juez de ese país, Anthony Kelly, ordenó que el tenista no sea “deportado de inmediato” mientras su caso siga en marcha.

En ese sentido, el abogado del deportista serbio, Nick Wood, intenta ganar tiempo para que su cliente pueda participar del Australian Open, el cual comienza este lunes 17 de enero. Por eso, ha pedido una audiencia para el domingo en la mañana ante el Tribunal Federal.

De acuerdo con el portal Mundo Deportivo, el tenista serbio apelaría a solicitar un requerimiento judicial que impida su deportación, como la orden que obtuvo la semana pasada.

Mientras que la otra opción sería requerir de una visado especial para jugar en el campeonato, sin embargo, esto es muy complicado. De acuerdo con el abogado experto en temas de inmigración en Melbourne, Kian Bone, “muy rara vez los tribunales ordenan a un miembro del gobierno ejecutivo” que concedan ese permiso.

Novak Djokovic estaría expuesto a una multa o prisión por romper aislamiento, pese a estar contagiado de coronavirus

Por otro lado, el tenista serbio confesó que brindó una entrevista a periodistas del medio ‘L’Equipe’ -el pasado 18 de diciembre- teniendo conocimiento que había salido positivo a coronavirus horas antes a la prueba realizada.

El deportista explicó que no deseaba quedar mal con los comunicadores y que en todo momento cumplió con los protocolos de seguridad. “Me cuidé de mantener el distanciamiento social y usé mascarilla, salvo cuando me tomaron la fotografía”, señaló en una carta

“Aunque fui a casa después de la entrevista para aislarme durante el periodo requerido, al reflexionar, esto fue un error de criterio y acepto que debí reprogramar este compromiso”, añadió.

Sin embargo, los problemas aún continúan para el popular ‘Nole’. De acuerdo con ‘The Guardian’, el tenista estaría expuesto a una multa o tres años de cárcel en su país por romper el aislamiento social obligatorio después de salir positivo a una prueba de coronavirus. Según información del mencionado medio de comunicación, Djokovic vulneró el artículo 248 del código penal serbio.