Imagen
Imagen

protagonizan un vibrante encuentro por la gran final del US Open. Una vez comenzado el cotejo fue en el primer set, cuando el tenista serbio sufrió una fuerte caída lastimándose su codo derecho tras buena jugada del suizo. No fue el único resbalón de Djokovic ya que en el transcurso del partido cayó en otras oportunidades producto de la humedad en el escenario. 

El encuentro fue postergado por las lluvias que azotaban en Nueva York. El número uno del mundo estaba en busca de defender su servicio y ante un 'drive' de Federer corrió apresuradamente para devolver el balón, aunque terminó cayéndose en el camino.

Fue un verdadero susto en ya que 'Nole' cayó de codo y se pensó que esto afectaría su desempeño en la gran final. Sin embargo, el serbio continuó jugando sin problemas, pero pudo observarse  rastros de sangre en su brazo y antemano. En un apasionante encuentro ambos tenistas disputan la gran final del último Grand Slam de la temporada.