Francia y el camino que recorrió hacia la final en una Copa del Mundo

Francia y el camino que recorrió hacia la final en una Copa del Mundo

Galos disputaron dos finales previamente

La Selección de Francia llegó a su tercera final luego de vencer a Bélgica por 1-0. Los franceses, que consiguieron también disputar una Copa del Mundo en 1998 y 2006, llegaron a este mundial con el cartel de favoritos, junto con Brasil, Alemania y España.

A juzgar por los jugadores que tiene, y el trabajo que venía realizando Didier Deschamps con la selección, Francia logró el rótulo de favorito para Rusia 2018. La final que disputará, entonces, no es una sorpresa.

Sin embargo, no siempre fue así. Razón por la cual, repasamos cómo llegó la Selección de Francia a las otras dos finales que disputó.

Francia 1998

Los antecedentes más exitosos de la Selección de Francia fueron tres: en Suecia 1958disputó el tercer lugar contra Alemania, tras caer sin atenuantes por 5-2 ante el inminente campeón, Brasil. En 1982 y 1986, la Francia de Platini disputó el tercer lugar con Polonia y Bélgica. Pero en 1998, mundial que ellos organizaron, llegaría la coronación de un generación muy buena. 

La Selección de Francia llegaba del fracaso de no haber clasificado a Estados Unidos 1994, y en su mundial clasificó primero después de ganarle a Dinamarca, Arabia Saudita y Sudáfrica. Luego, en octavos de final, derrotó a Paraguay por 1-0 con anotación de Laurent Blanc. En cuartos de final de deshizo de Italia en una vibrante definición desde los 12 pasos. En a semifinal, el rival a quitar del camino fue Croacia. Los franceses superaron 2-1 y jugaron la final con Brasil. La historia es conocida por todos: los galos hicieron el mejor partido de sus vidas y le ganaron al Scrath por 3-10 con doblete Zidane.

Alemania 2006

La Selección de Francia fue segunda del grupo G, donde enfrentó a Suiza, Corea del Sur y Togo. Había empatado con Corea del Sur y con Suiza, y le había ganado a Togo por 2-0 . Vieira y Henry se hacían presentes en el marcador aquella vez. En octavos de final, tras ir perdiendo 1-0 ante España (David Villa había anotado), los galos lograron voltear el partido y meterse en cuartos de final. Ahí, enfrentaron al 'cuco' de todos: Brasil. Sin embargo, un solitario gol de Thierry Henry les dio la victoria. En la siguiente instancia, Portugal era el rival. El equipo de Zidane supo quedarse con el partido. En la final, tras una agónica definición por penales, Italia le arrebataría su segunda estrella.

Comentarios