Sergio Ramos: Informe de la prensa internacional tras paso por Perú

Sergio Ramos: Informe de la prensa internacional tras paso por Perú

Sergio Ramos, crack del Real Madrid sorprendió con su buen corazón.

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, aseguró que se ve aún más comprometido en apoyar el desarrollo y la igualdad de oportunidades entre los niños tras visitar, como embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), a menores damnificados por las inundaciones en Perú.

"Ha sido una gran experiencia. Es una satisfacción comprobar cómo estos niños, pese a los momentos de angustia y miedo que han vivido, han podido volver a la escuela y retomar sus vidas", comentó Sergio Ramos en un comunicado de Unicef.

Sergio Ramos, que hace once días en Cardiff levantó la duodécima Copa de Europa del Real Madrid, visitó una de las 450 escuelas que sufrieron daños por las inundaciones ocurridas en la norteña región de Piura, la más golpeada por el desastre natural, situada en la frontera de Perú con Ecuador.

Allí, Sergio Ramos conversó con los niños, jugó al fútbol con ellos y también alimentó a los más pequeños con los suplementos nutricionales repartidos en la zona por Unicef, para evitar la desnutrición infantil tras el desastre. En Piura se entregaron al Ministerio de Salud nueve toneladas de suplementos nutricionales para reforzar la nutrición de más de 3.000 niños de entre 6 y 36 meses

"Estoy muy agradecido por haber podido conocer a cada uno de estos niños y niñas tan valientes. Ver sus caras y poder jugar con ellos me anima a seguir colaborando con Unicef", agregó Sergio Ramos. El jugador merengue afirmó que la victoria que verdaderamente le apasionaría es que "cada niño del mundo crezca sano, fuerte y tenga oportunidades".

En Piura se contabilizan desde el pasado diciembre 17 muertos, 4 desaparecidos, más de 91.000 damnificados y más de 303.000 afectados, además de unas 13.000 casas destruidas. A nivel nacional, las inundaciones causaron en Perú 147 fallecidos, 18 desaparecidos, 466 heridos, más de 290.000 damnificados y unos 1,3 millones de afectados, además de unas 55.000 casas destruidas, 93 escuelas perdidas y más de 200 establecimientos de salud colapsados.

LEE ADEMÁS:

Comentarios