Lo quería el Barcelona, pero decidió jugar por un humilde equipo de Inglaterra

Lo quería el Barcelona, pero decidió jugar por un humilde equipo de Inglaterra

El Arsenal y Liverpool también habían mostrado interés en fichar a la 'perla alemana'

¿Tienes la posibilidad de jugar nada más y nada menos que en el FC Barcelona, uno de los mejores equipos del mundo y siempre candidato a ganar títulos, y terminas firmando por un humilde equipo de Inglaterra de mitad de tabla para abajo?

Pues eso es lo que ha sucedido con el futbolista Max Meyer. Aunque parezca increíble, el jugador alemán, que también era pretendido por el Arsenal y Liverpool, decidió vincularse con el modesto Crystal Palace

Considerado como el nuevo Toni Kroos, el mediocampista de 22 años fue una de las figuras del Schalke 04 en la temporada pasada: en la Bundesliga terminaron segundos, solo por detrás del Bayern Múnich

Así, tras su buena campaña, se esperaba que siguiera consolidándose en el cuadro azul (que va a jugar Champions League) o, en el mejor de los casos, irse a jugar por uno de los tres grandes equipos que estaban interesados en sus servicios. Pero no, el joven volante alemán determinó integrarse a las filas del Crystal Palace.

En Alemania están desconcertados por el derrotero que ha tomado la carrera de Max Meyer. Se habla de que pretendía mucho dinero para renovar con el Schalke 04, club en donde surgió, o firmar por las escuadras que pretendían ficharlo. Al parecer, el Crystal Palace ha pagado 'capricho' para sumar a sus filas a la 'perla alemana'. 

"Me siento muy bien y muy feliz de estar aquí. Estoy deseando empezar a entrenar con el equipo y espero tener una buena temporada. Me siento orgulloso de haber dado este paso en mi carrera. Daré lo mejor de mí", señaló Meyer. 

Comentarios