Gustavo Alfaro lamentó la caída contra la selección peruana en Eliminatorias. (Foto: AFP)
Gustavo Alfaro lamentó la caída contra la selección peruana en Eliminatorias. (Foto: AFP)

En la víspera del Perú vs. Ecuador, el entrenador Gustavo Alfaro advirtió que su equipo no debía confiarse de la crisis de resultados que vivía el cuadro bicolor. No solo eso, el DT destacó las virtudes del adversario y la influencia de Ricardo Gareca. Pese a tomar todas las precauciones, el combinado visitante ganó 1-2 en Quito.

“No me molesta, pero me preocupan las desconcentraciones que tuvimos ante Perú. No podíamos tenerlas. Sabíamos lo que ellos harían y les permitimos tener salidas”, declaró el ex técnico de Boca Juniors en la sala de prensa del estadio Rodrigo Paz Delgado ubicado en la capital norteña.

Enseguida, Alfaro admitió que sus dirigidos no tuvieron reacción frente al dominio de la Blanquirroja. “El equipo estuvo muy estático y falto de resoluciones. Caíamos presa de lo que quería Perú. Dejamos espacios abiertos para el contragolpe. Intentamos modificarlo en el segundo tiempo, cuando Ecuador jugó mejor”, explicó.

En la misma línea, el seleccionador opinó que la ‘Tricolor’ mejoró en el trámite, pero en las acciones decisivas (los tantos de Christian Cueva y Luis Advíncula) no hallaron las soluciones para evitar la caída del arco defendido por Alexander Domínguez. El equipo recibió los goles producto de errores propios y las virtudes de Perú, indicó.

Alfaro también se centró en una acción puntual de la contienda, cuyo resultado pudo cambiar el curso de la historia general. Una mano de Luis Abram en el área de la selección peruana fue sancionada como penal. No obstante, el juez revisó la acción en el VAR y determinó que no hubo tal infracción del zaguero de la Bicolor.

“Hubo una jugada de penal demasiado contradictoria que hubiese cambiado el partido. Mejoramos luego en el manejo de la pelota con las modificaciones si bien quedamos mal parados en el segundo gol. Quedamos desprotegidos y son cosas que hay que corregir. Si hubiesen dado el penal, el resultado habría sido distinto, concluyó.