El 19 de noviembre de 1969, Pelé marcó su gol mil en el mítico Maracaná. (Agencia: UPI)
El 19 de noviembre de 1969, Pelé marcó su gol mil en el mítico Maracaná. (Agencia: UPI)

Todo empezó la noche del viernes 14 de noviembre de 1969, cuando marcó su gol 999 en la victoria del Santos 3-0 ante el Botafogo. Esto generó una expectativa mundial para el siguiente partido. Todos los fanáticos del ‘Rey del Fútbol’ querían que lograra el “gol mil” ante Bahía, su próximo rival. Por eso, su llegada a la ciudad de Salvador de Bahía fue todo un loquerío.

MÁS | Perú vs. Argentina en vivo, Eliminatorias en directo: canales de tv y a qué hora juegan el partido

Ya en el aeropuerto de la ‘Capital de la alegría’, varios reporteros le preguntaron si sentía presión por lograr el récord o prefería ser el portero para recibir la histórica anotación. 'O Rei’ dijo sonriente: “Prefiero marcar un gol. Ser portero es un trabajo muy duro”.

Dos días después, el 16 de noviembre, se disputó el encuentro entre Bahía y Santos en el Estadio Fonte Nova ante 40 mil personas. Pelé intentaba, pero no conseguía marcar el tan ansiado gol. Hasta que llegó la ocasión más clara: tras una larga corrida, se llevó a Jurandir, arquero del equipo local y remató con el arco casi vacío. Pero el defensor Nildo sacó el balón en la línea del arco.

Así se anunció que el estadio emblema de Brasil sería el escenario elegido para que Pelé logrará su récord. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Así se anunció que el estadio emblema de Brasil sería el escenario elegido para que Pelé logrará su récord. (Foto: GEC Archivo Histórico)

“La jugada que hizo Pelé fue increíble. Regateó a todo el mundo, tocó la pelota y salió corriendo, pero llegué yo y saque el balón”, relató un orgulloso Nildo en una entrevista años más tarde. Sin embargo, todo el estadio abucheó al defensa del Bahía porque querían que el histórico gol llegará en ese juego. El resultado final del partido fue empate a uno. Sin embargo, delantero brasileño prometió que anotaría en el siguiente partido contra el Vasco da Gama en el mítico Maracaná. El interés de los aficionados brasileños se concentró en uno de los lugares emblemáticos de Brasil.

Río fue testigo de mítico gol

La expectativa se notaba tanto dentro como fuera del país. Varias ciudades brasileñas se alistaban para celebrar el récord. Entidades gubernamentales de Sao Paulo y Santos, así como de otros estados, el Senado Federal y el Ministerio de Educación y Cultura del país carioca preparaban homenajes especiales.

El diario “O Globo” de Río de Janeiro alistó un diploma suscrita por FIFA. Otros medios deportivos brasileños diseñaron un balón de oro de tamaño natural para entregárselo luego de la hazaña. Algunos hinchas viajaron a pie hasta la capital de Brasil para no perderse el acontecimiento de ver a Pelé en vivo. “Siento que tengo que marcar ese gol lo antes posible, ya que nunca pensé que ello fuera a causar preocupación en tanta gente”, declaró el rey.

Diseño del Balón de Oro que le entregaron a Pelé luego de lograr su gol mil. (Agencia: UPI)
Diseño del Balón de Oro que le entregaron a Pelé luego de lograr su gol mil. (Agencia: UPI)

Un día después de la muerte de Patrick Kennedy, padre de John F. Kennedy, el partido se disputó en el Estadio Maracaná. El 19 de noviembre de 1969 se enfrentaron Vasco da Gama y Santos por el torneo “Roberto Gomes Pedrosa” (actual campeonato brasileño). Por esos años, el campeonato llevaba ese nombre en honor a un ex jugador brasileño que disputó el mundial de Italia 1934.

El momento histórico llegó

El partido comenzó con más de 65 mil aficionados que abarrotaron las tribunas. La primera oportunidad clara de Pelé se fue al travesaño. El tiempo transcurría y todo hacía presagiar que otra vez el goleador se quedaría sin premio. Con el juego 1 a 1 y a falta de doce minutos para el final, el 10 del Santos fue derribado en el área tras una gran jugada individual.

El árbitro del partido Manoel Amaro pitó penal. La ocasión perfecta para lograr el récord histórico. El arquero a batir era el argentino Edgardo Andrada, con el que se había enfrentado en tres ocasiones y solo le había marcado dos goles, casualmente uno de penal. Sin embargo, ‘O Rei’ pateó de forma sutil; colocó el balón al lado derecho del golero que nada puedo hacer para evitar el gol.

'O Rei' celebra el gol con una camiseta con el número "mil" en la espalda. (Agencia: UPI)
'O Rei' celebra el gol con una camiseta con el número "mil" en la espalda. (Agencia: UPI)

En ese instante, una marea de periodistas, fotógrafos y aficionados invadieron el campo de juego. El brasileño fue levantado en hombros y ovacionado por el público. También se puso una camiseta con el número ‘mil’ en la espalda. Tanta fue la algarabía que el partido se reanudó 25 minutos después de aquel grito. Sobre ese penal, Pelé explicaría que fue una sensación única: “Yo ya tenía mucha experiencia, había jugado mundiales, pero ese día por primera vez en un campo de fútbol me temblaban las piernas. Tenía miedo de no marcar”.

Los homenajes no se hicieron esperar. En el vestuario del Santos, el gerente del estadio Abelard Franca preparó una placa en homenaje al ídolo brasileño. “Esta placa es un modesto homenaje a una estrella tan maravillosa como es Pelé”, aseguró el funcionario. Luego, el jugador desveló la placa y agradeció a todos por el reconocimiento. También recibió un balón de oro que pesaba un kilo 900 gramos como símbolo del histórico momento.

Luego del encuentro contra Vasco da Gama, el delantero del Santos recibió un balón de oro de tamaño real. (Agencia: UPI)
Luego del encuentro contra Vasco da Gama, el delantero del Santos recibió un balón de oro de tamaño real. (Agencia: UPI)

Del partido, el árbitro Amaro conservó la indumentaria y la moneda que utilizó ese día. Aunque también reconoció tiempo después “que estaba deseando pasar a la historia como el árbitro que concedió el gol mil a Pelé”. Otros como Andrada, guardameta de Vasco da Gama, declaró que el ruido en el momento del penal “fue ensordecedor” y que hasta los hinchas de su equipo se pusieron en su contra con tal de presenciar el hecho.

La proeza en el Perú

El mismo día de la gesta, el fútbol no se detuvo en nuestro país. En el Estadio Nacional, Cristal empató 0-0 con Octavio Espinoza y Universitario de Deportes venció 1-0 a Defensor Arica. En Piura, Municipal perdió 3-2 ante Atlético Grau; mientras que en Trujillo, Carlos Mannucci empató sin goles con Porvenir Miraflores.

Al día siguiente, el 21 de diciembre de 1969, varios jugadores internacionales y locales declararon sobre la gesta futbolística del “10”. Para el defensor inglés Bobby Moore, los “mil goles constituyeron una fantástica proeza” y para el goleador alemán Uwe Seeler, “era imposible llegar a esa cifra ya que no le quedaban muchas temporadas para anotar más de trescientos goles”. Mientras que para el delantero francés Just Fontaine era una “suerte figurar entre los amigos de Pelé”.

Así se informó sobre la hazaña futbolística lograda por el ídolo brasileño. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Así se informó sobre la hazaña futbolística lograda por el ídolo brasileño. (Foto: GEC Archivo Histórico)

Para los jugadores nacionales como el delantero Teófilo Cubillas, en aquel momento en Alianza Lima, no había calificativos para describirlo. “Faltan adjetivos para calificar tal hazaña”. Para otros como el ‘Capitán de América’, Héctor Chumpitaz, por entonces jugador de Universitario, “lo fabuloso del récord era que no tenía antecedentes en la historia del fútbol mundial”.

Aunque no existen datos exactos sobre la cantidad de goles que marcó ‘Pelé’ a lo largo de su carrera profesional (para las estadísticas solo marcó 767 goles), nadie quitará de la memoria de muchos aficionados del mundo el día en que ‘O Rei’ marcó su “gol mil”.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

“No estamos ajenos a lo que está pasando”: Ricardo Gareca se solidarizó con el pueblo peruano
“No estamos ajenos a lo que está pasando”: Ricardo Gareca se solidarizó con el pueblo peruano