Nació sin una mano y ahora juega para la reserva de Boca Juniors

Nació sin una mano y ahora juega para la reserva de Boca Juniors

Un juvenil de Boca Juniors es un claro ejemplo de superación, no solo en el deporte, sino en la vida

Se formó en la ciudad de Tigre, pasó por muchas dificultades y a sus 18 años se ha convertido en un jugador de la reserva de  Boca JuniorsPeter Grance Martínez, quien nació en Formosa en 1999 con una discapacidad, pues su mano izquierda se pegó a la panza de su madre y no se formó bien. Sin embargo, esto no fue ningún impedimento para el joven argentino.

Jugó para el Juventud de Tigre de su ciudad y luego de demostrar todo su talento, fue invitado a entrenarse con Boca Juniors. "Desde chico siempre quise ser futbolista. Me encanta el fútbol, me encanta la pelota. Convivo con eso todos los días. No tengo un recuerdo mío en el que no esté pateando la pelota. Hoy puedo decir que soy futbolista, confesó Peter Grance, a quien ahora los jóvenes con discapacidad lo tienen como referente. 

Foto: Olé

Además,  Peter Grance señaló que estoy bien en la marca, también cuando paso al ataque. Tampoco me dificulta a la hora de hacer los laterales. En Boca me hicieron crecer como persona y como futbolista. Siempre me trataron bien y gracias a ellos hoy puedo jugar sin ningún problema.

Pero no se quedará conforme con haber llegado a Boca Juniors y afirmó que tiene el sueño de "debutar en Primera. Me ilusiona. Si eso se cumpliera, sería un buen ejemplo para que muchos chicos puedan ver que con esfuerzo todo se puede".

LEE ADEMÁS

Comentarios