El niño que conmovió a Griezmann y "trajo suerte" al Atlético de Madrid

El niño que conmovió a Griezmann y "trajo suerte" al Atlético de Madrid

Manu, un niño argentino, cumplió su sueño y fue a ver un partido del Atlético de Madrid

La agónica victoria por 3-2 de Atlético de Madrid sobre Athletic de Bilbao tuvo un artífice: Manu Oppenheimer, un niño argentino que perdió las dos piernas y una mano por una infección bacteriana cuando tenía 18 meses y fue invitado por Antoine Griezmann para ver el partido y le "trajo suerte" al equipo del 'Cholo' Diego Simeone.

Un video publicado por Atlético de Madrid cuenta la estadía del niño invitado por el club, tras hacerse viral un vídeo en el que corría con sus dos piernas ortopédicas. Allí el técnico Diego Simeone le confesó que le dio "suerte" al equipo.

"Partidazo te llevaste y aparte nos trajiste suerte", le dijo el entrenador argentino cuando saludó a su pequeño compatriota tras el encuentro, en el que el Atlético de Madrid venció con un gol en el tiempo añadido por el capitán de la selección uruguaya Diego Godín, que estaba jugando como delantero por estar lesionado y no haber cambios disponibles.

La historia surgió cuando Manu Oppenheimer grabó un video practicando atletismo con sus dos piernas ortopédicas y saltando unas pequeñas vallas fue visto por el delantero francés Antoine Griezmann a través de las redes sociales, quien alabó la fortaleza del niño y lo replicó en su cuenta oficial de Twitter. A partir de entonces, Manu envió un video para su ídolo Antoine Griezmann diciendo que le encantaba su estilo de tirar penales y los festejos de sus goles; a lo que el goleador de Atlético de Madrid respondió que le invitaba a ver un partido del equipo.

El video publicado este martes por Atlético de Madrid refleja cómo Manu llegó a Madrid para ver el partido contra el Athletic, y cómo recibió un día antes en el hotel la visita de su ídolo, el delantero francés Griezmann. El niño pudo visitar el estadio Wanda Metropolitano, desde la zona de realización de las televisiones, la sala de prensa, los pasillos interiores y el vestuario del equipo madrileño, en el que uno de los puestos para cambiarse contaba con su nombre, como si fuera uno de los jugadores.

"Con el primer gol de ellos (el Athletic) me quedé como 'ay no'... Y después en los minutos agregados cabecea Godín y mete gol. Todos salieron a festejar y yo grité con todos", explicó el niño argentino en el video, en lo captan viendo el duelo desde la grada con su familia.

Comentarios