El día que Santiago Solari casi es linchado por hinchas de Boca Juniors

El día que Santiago Solari casi es linchado por hinchas de Boca Juniors

Flamante técnico de Real Madrid y exjugador de River Plate tiene curiosa historia

Santiago Solari, flamante técnico de Real Madrid, enfrentará a River Plate o Boca Juniors en el Mundial de Clubes. Vencido el plazo para mantenerlo como interino, el 'Indiecito' ya perdió con Boca Juniors una final intercontinental y estaba en el plantel de River Plate que perdió otra, ante Juventus. Pero todavía tiene otra anécdota más y no muy agradable con la barra xeneize.

En aquel 2000, apenas Santiago Solari fichó en Real Madrid, en diciembre integró la delegación que fue a Tokio para jugar la Intercontinental con Boca Juniors que dirigía Carlos Bianchi. Ganaron los xeneizes 2-1 con el doblete de Palermo y el descuento de Roberto Carlos. El Real Madrid jugó con Casillas; Geremi, Hierro, Karanka, Roberto Carlos; Makelele, Helguera; Figo, Guti, McManaman, Raúl. Vicente del Bosque dejó en el banco a Solari. En aquel partido, Guillermo Barros Schelotto entró faltando dos minutos. Boca Juniors puso a Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Traverso, Matellán; Basualdo, Sera, Battaglia; Riquelme; Delgado, Palermo.

En la previa a aquella final, Santiago Solari la pasó fatal. Los jugadores de Real Madrid salieron de paseo a un shopping de Tokio y el rosarino fue “descubierto” por un grupo de hinchas de Boca Juniors que lo increpó de mala manera. Solari, junto al inglés McManaman, debieron refugiarse en un negocio hasta que un auxiliar del Real Madrid lo rescató, lo metió en un taxi y lo devolvió al Four Seasons, el hotel donde se concentraba el equipo.

Unos días antes de viajar a Tokio, Santiago Solari había declarado que “espero desquitarme de la que perdimos en el 96 con Juventus y disfrutar ganándosela a Boca”. Es que cuatro años antes, Solari era jugador de River Plate y cuando se fue al Atlético de Madrid, escala previa a su arribo al Bernabéu, mantuvo su fidelidad de hincha. Casi lo paga caro en Tokio y ahora 18 años después, tendrá otra oportunidad de desquitarse de Boca Juniors o ser el verdugo de su querido River Plate.

Comentarios