El Napoli visitará este sábado al Barcelona decidido a sellar una hazaña, contra un equipo que no pierde en casa en Europa desde 2013, y a avanzar por primera vez en su historia a los cuartos de final de la Liga de Campeones, después de que los octavos de final hayan representado su máximo logro en la competición.

El 1-1 de la ida, disputada en febrero en el San Paolo, obliga al equipo entrenado por Gennaro Gattuso a marcar en el Camp Nou para tener opciones de meterse en cuartos, después de caer en octavos en sus dos anteriores experiencias, contra el Chelsea en 2012 y el Real Madrid en 2017.

Napoli, que luce en su palmarés una Copa UEFA, ganada con el argentino Diego Armando Maradona en 1989, disputó su primer octavo de final con Walter Mazzarri en el banquillo y un equipo liderado por el uruguayo Edinson Cavani, el argentino Ezequiel Lavezzi y el eslovaco Marek Hamsik.

Además, el cuadro sureño ha sido eliminado en las últimas cuatro eliminatorias contra clubes de la Liga. Su última alegría se remonta a la Copa UEFA de 1992-1993, cuando doblegó al Valencia con un contundente 5-1 en Mestalla y un 1-0 en el San Paolo.

De allí, se rindió dos veces contra el Villareal, ambas en la Liga Europa, en 2011, al perder en el entonces Madrigal por 2-1 tras el 0-0 de la ida y en 2016, con derrota en San Paolo tras el empate de la ida.

También cayó contra el Athletic Club en la fase previa de la Liga de Campeones, al caer 3-1 en San Mamés tras el 1-1 del San Paolo, antes del mencionado revés ante el Real Madrid en 2017.

Fuente: EFE