Atlético de Madrid venció 1-0 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu

Atlético de Madrid venció 1-0 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu

Antoine Griezmann marcó el único gol del partido.

Un nuevo planteamiento magistral del 'Cholo' Simeone empujó al Atlético de Madrid a la conquista del Santiago Bernabéu, confirmando una tendencia de dominio desde su llegada, para dejar a su equipo como única alternativa al Barcelona gracias al tanto de Griezmann (0-1), que destapó las carencias de un proyecto del Real Madrid que hace aguas, reducido a la 'Champions'.

La historia se repite en un cambio de tendencia en los derbis madrileños. Otro recital rojiblanco en casa de su eterno enemigo, el mayor goce para su parroquia, provoca el fracaso del Real Madrid en Liga, con tres meses duros por delante de competición con la mente únicamente puesta en el milagro de la undécima Copa de Europa.

Fueron este tipo de duelos los que doctoraron a Simeone. Enfermizo estudioso del rival y experto en sacar el máximo rendimiento de sus jugadores. Zinedine Zidane necesitaba mostrarlo. El derbi presentó el plan esperado, el orden y las líneas juntas rojiblancas desfiguraron el fútbol blanco de ataque. Se ponían a prueba las variantes del técnico madridista, obligado a inventar algo para salir de la trampa.

El respeto marcó el primer acto tanto como la maestría táctica de Simeone. Un 4-4-2 con líneas muy unidas, solidarias en la presión, entregaron el balón sin miedo al Real Madrid que nunca encontró la forma de hacer daño. Se escuchaba el grito de necesidad a la aparición de media puntas que encontrasen espacios y pases de peligro. Isco desgastado en labores defensivas; James sin frescura, perdiendo cada duelo individual en el cuerpo a cuerpo.

El partido cerrado comenzaba a abrirse por el ímpetu local. Fue cuando llegó el golpe rojiblanco que hizo tambalearse todo. Un error en la salida de balón provocó el robo, la asistencia de Filipe y el remate abajo de Griezmann para romper su sequía de cinco partidos sin marcar. Referente atlético absoluto, respondió el día señalado.

Los nervios se apoderaban del coliseo blanco, con la paciencia agotada y recuerdos de la inferioridad ante el Barcelona en el otro duelo grande del curso. Surgieron gritos contra el presidente del club y los jugadores regresaron al atasco y la imprecisión. Saúl perdonaba la sentencia, en un mano a mano contra Keylor. Ahí estuvo el partido, dirían los atléticos si el partido hubiese cambiado.

El partido moría con el Atlético de Madrid defendiéndose, sufriendo lo justo ante un nuevo remate de Cristiano y un disparo cruzado de Danilo. Faltaban variantes, fe y fútbol en los madridistas para cambiar un resultado que marca la temporada. Fin del curso liguero a las primeras de cambio, como ocurrió en Copa. El Atlético se ganó a pulso ser la alternativa a un Barcelona firme.

MIRA EL RESUMEN

LEE ADEMÁS:

¡¡LO HIZO!! Nadie había imaginado que el 'Bombadero' dejaría huella en el fútbol alemán

Posted by Diario El Bocón on sábado, 27 de febrero de 2016

Comentarios