No lo podía creer. se volvió loco en la tribuna del Estadio da Luz cuando vio la manera increíble en la que desperdició la ocasión clara para abrir el marcador a favor de PSG en los cuartos de final de la Champions League frente al sorprendente Atalanta de Italia.

Kylian Mbappé, quien no fue considerado por Thomas Tuchel, se paró de su butaca, levantó los brazos y luego se tomó la cabeza. El campeón del mundo parecía no creer la forma en la que el brasileño había fallado una ocasión en la que tenía ventaja sobre la ruda defensa italiana y sobre el golero Marco Sportiello

Neymar la terminó arrojando fuera de la cancha, cuando recién se llegaban a los 3 minutos de juego. El brasileño repasó la jugada y también se lamentó, pues no iban a ser muchas la ocasiones tan claras que iba a tener sobre la valla del cuadro italiano.

Kylian Mbappé se lamenta ocasión fallada por Neymar ante Atalanta

Luego los parisinos sufrirían un verdadero golpe cuando Mario Pasalic, sobre los 27 minutos, se encargaría de vencer la resistencia de keylor Navas y abrir el marcador para los italianos.


TAGS RELACIONADOS