Disputó un Mundial, se ofrece para jugar gratis, pero nadie lo quiere

Disputó un Mundial, se ofrece para jugar gratis, pero nadie lo quiere

El volante colombiano campeonó en River Plate de Argentina y jugó en varios equipos de Europa

Todos se preguntan qué es de su vida, dónde está ese jugador que supo brillar en River Plate, disputar un Mundial con la selección de su país y defender a varios equipos de Europa. ¿Sigue jugando o ya se retiró?, es la pregunta más recurrente cuando sobre él se refieren.

No, Carlos Carbonero todavía no cuelga los chimpunes, aunque muy cerca estuvo de hacerlo. El volante colombiano pasa uno de los momentos más complicados de su carrera. Resulta que frecuentes lesiones lo han alejado de su mejor nivel al punto que ningún equipo lo ha querido contratar. 

La hoja de vida del centrocampista es bastante interesante. En su país ha defendido los colores del Atlético Huila y Once Caldas, y en Argentina lo hizo por Estudiantes de La Plata, Arsenal de Sarandí y River Plate, equipo con el que se consagró campéon en el 2014. 

Ese mismo año disputó con Colombia la Copa del Mundo en Brasil y su buena performance le valió para dar el salto a Europa, específicamente a Italia donde jugó por el Cesena y la Sampdoria.

Fue en ese último equipo donde las lesiones nunca lo dejaron tranquilo. Eso lo obligó a regresar a su país el 2017 a jugar por el Cortuluá, pero allí solo pudo alternar en seis partidos.  

Este año, la situación para él no mejoró. Al contrario, ni un club se mostró interesado en ficharlo. Incluso, Carlos Carbonero se ofreció a jugar gratis, pero ningún equipo le abrió las puertas. Esto le generó una gran depresión.  

“Las lesiones me han hecho más fuerte, aunque en diciembre estuve a punto de dejar a un lado el fútbol profesional porque hasta quise ir a jugar gratis en varios equipos del fútbol colombiano. Todos me cerraron las puertas: tres equipos de la B y cuatro de la A”, le contó el volante al Diario AS de Colombia. 

En la actualidad, Carlos Carbonero entrena en calidad de invitado en el Deportivo Cali. La idea es no perder ritmo y estar listo para cuando una oportunidad de trabajo se le presente. 

“Estoy contento por haber realizado la pretemporada, soy un jugador libre, ya estoy recuperado al ciento por ciento, a la espera de que un equipo me dé la confianza y yo poderles retribuir jugando bien al fútbol”, dijo un esperanzado Carbonero. Ojo, apenas tiene 28 años. 

Comentarios