Con esta victoria, el conjunto de Stefano Pioli se ubica en la cuarta ubicación de la tabla.

Inter alcanzó su séptimo triunfo seguido en la Serie A de Italia

Con esta victoria, el conjunto de Stefano Pioli se ubica en la cuarta ubicación de la tabla.

El Inter Milán se impuso por 3-0 este sábado ante el modesto Pescara y sumó su séptima victoria consecutiva, lo que le permitió aprovechar la derrota del Lazio ante el Chievo Verona (0-1) para superarlo en la tabla y hacerse con la cuarta posición en la Serie A italiana (Primera División).

El equipo que entrena Stefano Pioli marcó gracias a Danilo D'Ambrosio, al portugués Joao Mário y a Eder y tumbó a un Pescara que se queda colista y que todavía no ha logrado ganar un partido en esta temporada (sólo ganó uno por decisión del juez deportivo por alineación indebida del Sassuolo en agosto).

Los "nerazzurri" están momentáneamente a dos puntos del Nápoles, tercero, y a seis del líder Juventus. Tanto los napolitanos como los turineses jugarán sus partidos mañana contra el Palermo y el Sassuolo, respectivamente.

El conjunto milanés se hizo con una doble ventaja antes del descanso, gracias a D'Ambrosio (m.23), que remató un centro desde la banda izquierda del croata Marcelo Brozovic, y a Joao Mário, quien aprovechó una asistencia del también croata Ivan Perisic para firmar su tercer gol del año (m.43).

Sin embargo, el Pescara había aguantado bien en los primeros veinte minutos e incluso había logrado adelantarse, aunque un gol de Valerio Verre fue correctamente anulado por fuera de juego. En la reanudación, el Inter controló los ritmos de juego y amplió distancias por medio del ítalo brasileño Eder (m.73).

El resultado de San Siro confirmó al Inter como el equipo más en forma de la Serie A y permitió a los milaneses aprovechar el ya citado tropiezo del Lazio.Los romanos cayeron 0-1 en casa contra el Chievo Verona, en un partido decidido por un gol en el minuto 90 de Roberto Inglese.

El cuadro que entrena Simone Inzaghi dominó el juego y creó las mejores ocasiones pero se estrelló contra el portero del Chievo, Stefano Sorrentino, y terminó sufriendo su segunda derrota consecutiva, tras la del pasado domingo contra el Juventus. 

LEE ADEMÁS:

Etiquetas
Comentarios