La depresión, el rival al que Buffon venció antes de ser campeón del mundo

La depresión, el rival al que Buffon venció antes de ser campeón del mundo

Capitán de la selección italiana reveló que entre el 2003 y 2004 padeció terrible enfermedad y estuvo a punto de retirarse del fútbol.

Gianluigi Buffon es el mejor arquero del mundo, sin embargo haberlo ganado todo (menos la Champions League) se convirtió en un problema muy serio para él. Los flashes, la atención de la hinchada y la prensa y los títulos a mejor arquero no significaron la felicidad para el experimentado italiano. El '1' de la selección de Italia jugó su partido más complicado durante el 2004. 

"La gente, los aficionados, se lo toman a broma. Te ven como futbolista, como ídolo, y nadie te pregunta cómo estás. Al final, eres esclavo de tu propia imagen", reconocía Gianluigi Buffon durante una entrevista al diario italiano "La Stampa" en 2008.

Entre diciembre del 2003 y junio del 2004, Gianluigi Buffon vivió la peor etapa de su vida y lo compartió en su autografía titulada "Número 1". El guadametas de la selección de Italia estaba en la cima de su carrera, considerado por la FIFA como el mejor arquero de la temporada e integró el once ideal casi todas las fechas, 'Gigi' reveló "no estaba satisfecho ni con la vida ni con e fútbol. Sentía un agujero negro en el alma". 

Gianluigi Buffon reconoció que sufrió de depresión, pero con la ayuda de su familia, compañeros de equipo y selección de Italia, amigos y un tratamiento psicológico pudo superar la peor crisis que ha vivo. El capitán "Azzurra" también confesó que "tocar fondo" lo ayudó a despertar y darse cuenta que en su vida hacía falta cambios para alcanzar la felicidad. 

"Era como si mi cabeza no fuera mía, sino de otro, como si siempre estuviera en otro sitio. Te das cuenta que no puedes encontrar a la mujer adecuada, o no puedes ganar la Champions League, o no puedes apreciar lo que tienes. Entonces te quedas quieto y abrumado por dudas y pensamientos, y es un momento para caer en la depresión. Realmente la pasé mal. Luego entiendes que debe haber valores morales, afectivos, religiosos. Cuando te faltan, existe el riesgo de caer. Una familia y afectos importantes, que afortunadamente tengo, es lo único que puede ayudarte", aseguró Gianluigi Buffon

LEE TAMBIÉN: 

Comentarios