Gabriel Jesús y el día que iban a "romperle las piernas"

Gabriel Jesús y el día que iban a "romperle las piernas"

El brasileño contó una increíble anécdota que le pudo costar la carrera. La historia te sorprenderá.

No cabe duda alguna que Gabriel Jesús, a sus cortos 20 años, es el apuntado a ser de los mejores centrodelanteros del mundo, sino el mejor. El talentoso brasileño, actual jugador del Manchester City, ha revelado una anécdota que ha sorprendido a mas de uno. 

Todo ocurrió en el barrio

Durante su época de amateur en Brasil. jugó un campeonato de barrio llamado The Várzea. Allí, siendo el menor de todos, fue mirado con desprecio en un principio por ser un niño dentro de un campeonato de hombres. Sin embargo, luego de anotar un gol y jugar un buen partido, las miradas cambiaron y pasaron a ser desafiantes. 

"Recuerdo que ahí todos comenzaron a mirarme como 'Bueno muchacho, haremos de tu vida un infierno'", señala Gabriel Jesús en una carta para The Players Tribune. Uno de los rivales le dijo: "Voy a romperte las piernas si vuelves a driblearme así". Pero esto no detuvo a Gabriel Jesús y volvió a hacerlo: "Fue como en la NBA. Le partí los tobillos. Los hice caer sobre su propio trasero", cuenta el brasileño.

Tiempo después y siendo la estrella del PalmeirasGabriel Jesús se volvería a encontrar con el hombre que lo amenazó con romperle las piernas.

La increíble anécdota

"Dejé mi auto en el estacionamiento del banco y el hombre que entregaba los tickets en la pequeña cabina me resultaba familiar…

Él me miraba como si me conociera.

Me alcanzó el ticket.

Pero seguía mirándome.

Entonces dice 'Hey, ¡pequeño niño, pequeño niño!'

Me giré para ver si se refería a mi.

Me dice '¿Te acuerdas de mí? The Várzea, hermano. Iba a romper tus piernas.

Yo estaba como 'Oh mi dios'. No sabía qué iba a hacerme.

Entonces dice 'Hombre, realmente iba a romper tus piernas. ¿Puedes creerlo?'.

Y yo estaba intentando calmar la situación. "Vamos hermano, no ibas a hacerlo. Sé que estabas bromeando".

Entonces dice, 'No hermano. No. Realmente iba a romperte las piernas. Y ahora juegas para mi equipo preferido. Te amo hermano. ¡No puedo creerlo! ¿Puedes imaginar si te hubiese roto las piernas?'

Nos reímos y nos tomamos una foto".

LEE ADEMÁS

Etiquetas
Comentarios

El Bocón en Vivo