Excompañero de Solano reveló que sufrió abuso sexual cuando era niño

Excompañero de Solano reveló que sufrió abuso sexual cuando era niño

Kieron Dyer confesó al medio británico Daily Mail que su tío abusó de él.

Todos los futbolistas profesionales son muy admirados por los hinchas y amantes al fútbol, el cual hace a estos deportistas como grandes referentes, pero no todos saben lo que pasa en sus vidas privadas. Hace poco, el excompañero de Nolberto Solano en Newcastle, Kieron Dyer, reveló que sufrió de abuso sexual cuando era niño, según narra el medio británico Daily Mail.

"No quería abrir los ojos"

Tras 28 años de esconder este terrible hecho, Dyer se agarro de valor y contó este atroz episodio de su vida, el cual ocurrió cuando apenas tenía 11 años. El excompañero de Nolberto Solano afirmó que este hecho sucedió en la casa de su abuela, donde vivía también su agresor, Kenny quien era el hermano de su mamá.

Kieron Dyer aseguró que una noche se quedó dormido en el regazo de su tío mientras miraba televisión. "No quería abrir los ojos. Me congelé, me quedé petrificado, no sabía qué hacer", señaló.

Y agregó: "Me decía que lo dejara terminar lo que estaba haciendo, parecía que estaba en trance. Me decía que me iba a comprar muchos chocolates. Me bajó los pantalones hasta los tobillos. Yo sabía que estaba haciendo algo que estaba muy mal, pero estaba paralizado. No me podía mover, no podía hablar, no podía hacer nada", indicó.

Luego de ello: "Después agachó la cabeza hacia mi regazo y comenzó a practicarme sexo oral. Yo estaba aterrado. Es como cuando tiene una de esas pesadillas en las que no puedes gritar. De alguna manera logré alejarlo y me subí los pantalones. Él me dijo: 'No le cuentes a nadie, es nuestro secreto'", finalizó.

"Me cuesta mirar a la gente"

Kieron Dyer guardó el secreto por mucho tiempo, con consecuencias terribles a la hora de querer socializase, además de su baja autoestima. "Me cuesta mirar a los ojos a la gente. Me siento avergonzado, tengo problemas para confiar, no quiero que las personas vean mis ojos, no quiero que me vean vulnerable", admitió.

Recién a los 21 años, ya siendo un jugador exitoso, pudo abrirse por primera vez y contarle toda la historia a Peter Kay, el creador de una clínica que ayuda a deportistas con problemas de adicciones y que falleció en el 2013. Sin embargo, la historia nunca se hizo pública, hasta hoy.

Etiquetas
Relacionadas
Comentarios