Han pasado más de 60 días desde que todos los equipos del fútbol chino tuvieron que hacer un alto a sus actividades tras la propagación del (COVID-19) en todo su territorio. Por aquel entonces, los clubes se encontraban en plena pretemporada para el inicio de la Superliga, programado para el pasado 21 de febrero.

Tras pasar una de sus peores crisis sanitarias, China ya se encuentra casi por erradicar el (COVID-19). Cada vez son menos las personas contagiadas, la semana pasada registraron tres días seguidos sin casos de infectados.

Teniendo en cuenta esta coyuntura, muchos equipos retomaron sus actividades. Shanghai SIPG -campeón de la Superiga China 2018- fue uno de los clubes que volvió a los entrenamientos.

“Entrenamos a un nivel modesto, principalmente enfocándonos en la fuerza y ​​el acondicionamiento. Somos jugadores profesionales, deberíamos ser capaces de superar cualquier obstáculo que se nos presente. Creo que con el esfuerzo de todos en el club podemos mantenernos unidos y superar este difícil período juntos”, dijo el defensor Yu Hai a Shanghai TV.

LA SELECCIÓN NACIONAL

A pesar de que las Eliminatorias de Asia quedaron suspendidas, la selección de china no detendrá su preparación. El último fin de semana se trasladaron hacia la isla de Hainan para realizar distintas sesiones de entrenamiento.

Cabe recordar, que esta pandemia del (COVID-19) se dio justo en el momento en que el equipo nacional se preparaba en Emiratos Árabes Unidos para el inicio de las clasificatorias asiáticas.



TAGS RELACIONADOS