Las cinco claves de la derrota de Alianza Lima por la Copa Libertadores

Las cinco claves de la derrota de Alianza Lima por la Copa Libertadores

Blanquiazules cayeron por 0-2 ante Junior de Barranquilla y se complica en el torneo continental

Ardió Matute, pero no de alegría. Alianza Lima necesitaba hacerse fuerte de local y mandar a la lona a Junior de Barranquilla, un rival que sobre el papel no era más que los de Pablo Bengoechea, pero el fútbol tiene sorpresas y dos goles concluyeron que matemáticamente los blanquiazules se despiden de la Copa Libertadores. Las dos caras de la moneda se vieron en La Victoria; los aliancistas perdidos, sin una idea clara de juego y los rojiblancos que sin mucho se quedaron con los tres puntos.

 1. Jugó con libertad

Junior tomó por asalto la cancha de Matute y la hizo suya gran parte del primer tiempo. Los colombianos hilaron jugadas de gol durante los veinte primeros minutos del encuentro y no dejaron acomodarse a Alianza Lima que sufrieron para detener las incursiones del rival por las bandas.

Yimmy Chará fue un dolor de cabeza para los íntimos y en más de una ocasión le ganó el mano a mano. La visita salió sin problemas desde su campo y pobló su medio campo atacando y retrocediendo en bloques. 

2. Presionó y marcó 

Tras el gol, Pablo Bengoechea ordenó adelantar las líneas para buscar el empate. El tridente Cachito, Hohberg y Leyes no funcionó (estos dos tuvieron un conato de pelea en el primer tiempo)y la pelota nunca les llegó con comodidad. Las trepadas de los colombianos por los laterales disminuyeron y la marca zonal desesperó a los blanquiazules que no pudieron asociarse ni jugar con tranquilidad. Para el complemento, Julio Comesaña, planteó un esquema más ordenado y protegiendo la última línea, que le dio resultado sin necesidad de pasar apuros.

3. Cuidó el resultado

Junior hizo su negocio, se embolsó tres puntos que le permitía salir de la última casilla del Grupo H, calmaba el mal momento (no ganaba hacía cuatro partidos, estrenaban técnico en la Copa Libertadores y hasta ese momento tenía 0 puntos) y no arriesgó los primeros minutos de la etapa final. Los cafeteros cuidaron el gol, cedieron terreno a los aliancistas, que no supieron aprovechar, y apelaron a la individualidad de Chará. Los cafeteros no solo manejaron los tiempos, también jugaron con la presión y falta de confianza de los locales y los liquidaron en el momento preciso.   

4. Aprovechó errores

Si en ataque, Alianza Lima, no estuvo fino; en defensa, Chará le rompió la cintura a Marina y Araujo en casi todas las ocasiones que pisó el área de Campos.

Para el primer gol, la falta de comunicación permitió que un rebote caiga en pies del colombiano que la mandó a guardar sin problemas. En el segundo gol, el pase filtrado de Díaz por la espalda de los 'grones' sea bien aprovechado por Alvez que en el mano a mano no falló. Dos errores puntuales permitió darle vida al rival y dejó al borde de la muerte a los blanquiazules. 

5. Contra letal

Cuando se pensaba que Junior había firmado el triunfo por la mínima, una contra letal desató la molestia de los blanquiazules. Sin lucir un juego vistoso o proponer algo diferente a lo hecho en los primeros 45, el Tiburón se comió a un Alianza Lima que volvió a demostrar que tiene un serio problema de gol (habiendo tenido más chances en el segundo tiempo). Los colochos dudaron si liquidar a los 'grones' los primeros minutos o esperar para dar la estocada final y no descuidar su última línea. Alvez tomó la decisión y puso el 0-2.

LEE TAMBIÉN:

Comentarios