Carlos Bacca: el delantero imparable que enfrentará a Perú  en la Copa América

Carlos Bacca: el delantero imparable que enfrentará a Perú en la Copa América

El delantero colombiano vendía pescado para ayudar a su padre. Ahora está valorizado en casi 50 millones de dólares.

Gracias a los goles de  Carlos Bacca el Sevilla consiguió su bicampeonato en la Europa League. Pero el tema es que la Selección Peruana lo tendrá de rival en la Copa América y es por ellos que es momento de analizar su vida. A continuación pasaremos a contarles todos los detalles.

VENDÍA PESCADO

Hace apenas seis años Carlos Bacca vendía pescado para ayudar a su padre –Gilberto, apodado el Peluca- en Barranquilla, cerca de su Puerto Colombia natal. Allí también picaba los billetes en un autobús de línea, mientras compatibilizaba sus entrenamientos en el Junior de Barranquilla, donde se formó y dio el salto al Brujas. Hoy es el delantero más importante del Sevilla y sin lugar a dudas está pedido por los grandes clubes de Europa.  “

LEE TAMBIÉN- Corinthians: Paolo Guerrero terminó su 'romance' con el 'Timao'

"Es cierto, a nivel profesional debuté con 22 años en 2009. Me dio la oportunidad el profe Comesaña en Juniors. El día que debuté faltaban 20 minutos para el final y el partido estaba igualado a cero. Comesaña me sacó y la grada me abucheó porque no entendía el cambio", contó Bacca en un momento a una revista colombiana.

LEE TAMBIÉN - Universitario de Deportes: Germán Leguía niega negociaciones con Benavente

 "Nadie conocía a Bacca y las dos primeras pelotas que toqué las metí dentro. Ese día cambió mi vida. Me asenté en el profesionalismo y dejé de trabajar en el autobús de línea entre Barranquilla y Puerto Colombia. Iba de banca en banca cobrando a la gente. La vida no es fácil para una familia humilde y había que colaborar”", prosiguió el atacante de la Selección de Colombia.

LA RAZÓN DEL POR QUÉ SE ARRODILLA CADA VEZ QUE METE UN GOL

Es simple. Carlos Bacca, cuando hace un gol, se arrodilla para dar gracias a Dios. "“Creo en Dios y lo llevo en mi corazón. Él me dio las cualidades para jugar al fútbol y por eso cada vez que marco elevo mi vista al cielo. Cuando empecé mi carrera tuve algunos percances, algún resbalón de mala conducta que pudo frustrar mi carrera. Cometí errores graves. Me equivoqué. Dios me mostró el camino, me apartó del mal. Me había costado tanto llegar que hubiera sido una pena tirarlo todo. Logré salir adelante porque para ser un buen futbolista hay que cuidarse a lo largo de toda la semana y comportarse un buen profesional”", finalizaba Bacca, quien desde ya se prepara con todo para afrontar la Copa América y anotarle a todos los rivales que tenga al frente, incluido a Perú.

LEE TAMBIÉN:



Comentarios