Joan Laporta se pronuncia tras la derrota de Barcelona. (Foto: EFE)
Joan Laporta se pronuncia tras la derrota de Barcelona. (Foto: EFE)

El Barcelona de Ronald Koeman perdió 0-3 contra Bayern Múnich en el debut de la nueva temporada de la Champions League. El resultado negativo, como era de esperarse, ha provocado la reacción de los fanáticos. Entonces, el presidente Joan Laporta dio la cara después de la terrible presentación en casa.

Mediante un video publicado en las redes sociales, el máximo directivo de los azulgranas expresó las sensaciones que le dejó el papelón contra los ‘Bávaros’. Laporta aseguró que está “dolido” e “indignado” por lo acontecido en la cancha del Camp Nou.

Según el mandamás del Barcelona, un resultado como el cosechado ante el Bayern Múnich no escapaba de los planes. El cuadro azulgrana está en plena reestructuración y pasarán varios años hasta que recupere la estirpe en Europa.

Hola culés, estoy tan dolido e indignado como todos ustedes. Les tengo que decir que lo que está pasando es uno de los escenarios que contemplábamos. Y les pido paciencia y que sigan dando apoyo al equipo, empezó diciendo el presidente del Barcelona en un video grabado en su oficina en el Camp Nou.

“También les pido confianza en los que estamos dirigiendo el club. Necesitamos este margen de confianza y no tengan ninguna duda, lo arreglaremos”, agregó el dirigente catalán de 59 años, a la espera de que a los catalanes les pueda ir mejor en las siguientes fechas.

El Camp Nou ya no da miedo

Antes un fortín, el Camp Nou es ahora un terreno donde los gigantes de Europa ya no tienen miedo y en el que el Barça ha perdido sus tres últimos encuentros de Champions, encajando diez goles y marcando solo uno. Y la dura derrota frente al Bayern no ha hecho más que confirmar unas impresiones ya conocidas.

El Barcelona no había vuelto a empezar una campaña en Europa con una derrota en casa desde 1997 (3-2 contra Newcastle), es decir, desde hace 24 años. Es también la primera vez en su historia en Champions, que el Barça acaba un partido sin disparar ni una sola vez a puerta.

Los barcelonistas, que ahora tampoco tienen a Leo Messi, no han vuelto a ganar un partido de Liga de Campeones desde el 2 de diciembre de 2020 frente al modesto Ferencvaros (3-0).