La selección peruana cosechó dos triunfos en su mini gira por Estados Unidos / Foto: twitter

​Selección peruana: Cinco claves del triunfo ante Islandia

La selección peruana cosechó dos triunfos en su mini gira por Estados Unidos

Un arranque de año que nos hace ilusionar con un regreso por la puerta grande a las copas del mundo. La selección peruana hizo gala de su buen toque, de ese que lleva en su ADN de juego, para doblegar a la selección de Islandia por 3-1. Los muchachos de Ricardo Gareca respondieron a las exigencias del adversario en una situación muy parecida a la que podrían enfrentar ante a Dinamarca y Australia en la fase de grupos del Mundial Rusia 2018.

Esfuerzo generoso

En la previa avizorábamos un juego con bastante desgaste físico, y eso sucedió. La selección peruana tuvo la capacidad de competir y doblegó a su rival también en ese terreno. A nivel colectivo, el equipo nacional funcionó bien no solo en este compromiso, sino también el último viernes en la victoria ante Croacia (2-0). Cuando el partido exigió ponerse el overol para la marca, el equipo mostró una buena faceta y siempre evitó quedar mal parado ante un contraataque del equipo nórdico.

Siempre Farfán

Una mención especial para el futbolista que milita en el Lokomotiv de Rusia. No exageramos al decir que la Foquita fue uno de los valores más altos de la selección peruana.

Más allá de la anotación -que significó el 2-1 para Perú-, Farfán rememoró sus épocas de extremo y no dudó en hacer recorrido por la franja para obstaculizar la salida del adversario. Su gol fue el punto final de una jugada excelsa con puro sello peruano. Toque preciso para encontrar el espacio y aprovechar para anotar.

Justa reacción

Tras el empate de Islandia, La selección peruana pasó muchos problemas en la zona defensiva, un aspecto que Ricardo Gareca no debe pasar por alto. Tanto Christian Ramos como Anderson Santamaría padecieron para contener a los atacantes vikingos, que llegaban al área en base al balón detenido o con centros cruzados. La charla en el descanso fue efectiva y la bicolor salió a jugarle al cuadro nórdico con otra mentalidad. Mejoró en su producción y el bloque posterior volvió a verse más tranquilo.

Bastante paciencia

Islandia será lo más cercano de lo que veremos en el Mundial Rusia 2018 cuando juguemos con Dinamarca y Australia. Siempre es bueno enfrentar a rivales de gran vigor físico, así como de rigidez táctica.

Ante esta clase de adversarios, uno debe tener mucha cabeza fría y paciencia para encontrar los puntos débiles. Eso tuvo la selección peruana . Asimiló el golpe del empate y soportó los momentos difíciles. Los goles en el segundo tiempo son prueba de ello, y eso es una virtud que se observa durante la era de Ricardo Gareca.

Dinámica en ataque

Pese a los pocos espacios en el juego, los elementos en ofensiva intentaron mostrarse como opción en ataque. Raúl Ruidíaz trabajó para arreglárselas y gozar de ocasiones de gol en el partido hasta que encontró el segundo para la selección peruana .

Estos dos compromisos en Estados Unidos nos dejan gratas conclusiones en este aspecto. ¿Se imaginan con Paolo Guerrero en el equipo? Pues debería ser mejor. Todavía faltan varios meses para la competencia y Ricardo Gareca confía en que sus atacantes puedan mejorar aún más su desempeño de cara al Mundial Rusia 2018.

Fotos Piero Vargas / Grupo Epensa

Comentarios