Juicio FIFA: Fiscal acusa a Manuel Burga de

Juicio FIFA: Fiscal acusa a Manuel Burga de "jugar sucio al fútbol"

Físcalía de Brooklyn acusó duramente a Manuel Burga y exdirigentes implicados en caso de corrupción denominado Fifa Gate

El exjefe de la Confederación Brasileña de Fútbol, José Maria Marín; el paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la Fifa, y el expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y exintegrante del comité de desarrollo de la Fifa, Manuel Burga, acusados de conspiración de crimen organizado, conspiración de fraude electrónico y conspiración de lavado de dinero, en el escándalo denominado Fifa Gate, fueron duramente vapuleados este lunes por la fiscalía de los Estados Unidos, en la corte de Brooklyn.

El juicio probablemente dure unas cinco o seis semanas e implicará el repaso de unas 350.000 páginas de pruebas, así como la declaración de decenas de testigos. El dossier consiste de más de 30 millones de documentos, informó Bruce Udolf, abogado de Manuel Burga. “Mucha gente obtuvo dinero (de sobornos), mucha gente recibió pagos, pero no Manuel Burga”, manifestó su abogado.

El joven fiscal Keith Edelman, en los argumentos iniciales del juicio en la corte federal de Brooklyn, aseguró que los tres acusados en el juicio del escándalo de corrupción de la FIFA aceptaron millones en sobornos “y jugaron sucio” en el fútbol. “Estos acusados jugaron sucio al deporte para llenarse los bolsillos con dinero que podría haber beneficiado” al fútbol, un deporte que en Sudamérica es “una pasión, casi una manera de vida”, dijo al jurado. “Lo hicieron año tras año, torneo tras torneo, soborno tras soborno”, escondiendo el dinero en cuentas secretas alrededor del mundo, en empresas fachada, en contratos falsos o valijas con dinero, añadió.

Cabe indicar que de los 42 acusados, 24 que han sido arrestados o extraditados a Estados Unidos se han declarado culpables y dos ya han sido sentenciados. Otros 15 que están en el extranjero han sido o son juzgados en sus países o luchan por evitar la extradición. En caso el jurado los declare culpables, la jueza de Distrito de los EE. UU. Pamela Chen, decidirá su sentencia. Los delitos más serios de los que son acusados apuntan a una pena máxima de 20 años de cárcel.

Comentarios