Perú 0-1 Uruguay | "Cabeza fría y a levantarse", por Rogger Fernández | CRÓNICA

Perú 0-1 Uruguay | "Cabeza fría y a levantarse", por Rogger Fernández | CRÓNICA

Perú no hizo un buen partido y cayó ante Uruguay en Montevideo. Entramos dormidos, ellos marcaron y luego fue difícil remontar el marcador

Peleamos, pero a veces eso no alcanza para conseguir algo mejor. Lo experimentó la selección peruana anoche en el Centenario, donde ofreció dos versiones de sí mismo. Entró dormido en el primer tiempo, impreciso para descargar al compañero y hasta dudoso a la hora de tener el balón; pero luego cambió la impresión, juntó a sus mejores hombres en el complemento y trató de empatar. Pero faltó ese gol que buscamos todo el partido.

Uruguay superó 1-0 a una bicolor que vuelve a Lima con la espina incrustada en la garganta por lo que pudo ser y no fue. Queda esa sensación amarga, frustrante y hasta cierto punto inaceptable porque fue un compromiso que se pudo cerrar mejor. El partido se nos fue de las manos desde el inicio, cuando nos dejamos encimar por un rival que no cree en amistosos. Luego quisimos arreglarlo con juego, elaborando de atrás hacia adelante, pero a veces -ya lo dije-eso no alcanza.

Y el duelo pasó en esa búsqueda del empate, teniendo a Pedro Gallese como figura y tratando de defenderse con los recursos al alcance para evitar encajar otro gol. Nos costó bastante sacudirnos de esa letanía improductiva, de ese comienzo indeseado, de ese error determinante. Uruguay es una selección que cobra cuando ve la oportunidad y anoche lo hizo de gran manera. Marcó una de las tantas ocasiones que tuvo y nos envió de regreso masticando nuestra bronca, aceptando nuestro infeliz destino.

Tardía reacción

Ni bien rodó el balón sobre el césped del Centenario, se pudo ver la diferencia entre ambas selecciones. Los charrúas tomaron el protagonismo del juego, asociando por el medio con balones cortos y aprovechando las espaldas de Luis AdvínculaMiguel Trauco, quienes la pasaron mal en Montevideo, para lanzar pases largos por los costados, su mejor recurso al momento de atacar.

No habían pasado más de 10 minutos y Uruguay tuvo dos claras para ponerse en ventaja. Pero aquello solo fue cuestión de tiempo porque a los 17’ apareció Brian Rodríguez para batir al ‘Pulpo’ por derecha. El extremo recibió un pase calidoso de Matías Vecino, que solo rozó el balón para asistir a su compañero y -aprovechando la mala marca de la defensa bicolor- fusiló al ‘1’ nacional.

La desventaja nos hizo reaccionar minutos después, aunque todavía con falencias en la precisión y en el pase para alimentar a Paolo Guerrero. El ‘9’ retrocedió unos metros para recoger el balón y encarar; André Carrillo, por su parte, apostó por la individualidad; mientras Gabriel Costa intentó asociarse con el ‘Depredador’.

Pero el trabajo duro estuvo de mitad de cancha hacia atrás, donde Josepmir Ballón fue superado en varias ocasiones y Renato Tapia tuvo que cortar. La defensa trató de contener le embestida charrúa y Gallese, firme frente a su arco, despejó todas las que le llegaron.

Lo mejor de Perú llegó en el complemento, cuando equilibró la balanza en el mediocampo mas no en el marcador ni en la contundencia. Nos costó dar ese pase desquilibrante que rompe líneas y habilite a Guerrero. Pese al ingreso de Christian Cueva, quien fue trascendente para crecimiento de la bicolor, el partido se mantuvo controlado por el rival. Nos superaron con y sin balón, pero ahora toca levantarse y corregir. Nos espera la revancha en Lima y no podemos volver a tropezar.

Comentarios