"No es justo lo que están haciendo con Paolo Guerrero"

Antonio Escribano, médico de la selección española, opinó que la FIFA no debería dar sanciones preventivas.

El distinguido doctor Antonio Escribano, Director de Nutrición y Metabolismo de la Real Federación Española de Fútbol, quien trabajó con varios de los jugadores campeones del mundo en Sudáfrica 2010, fue el principal ponente del Primer Seminario Internacional de Fisiología y Nutrición en el Fútbol, que se desarrolló del lunes hasta ayer en la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL). El extraordinario médico se dio un tiempo para conversar con Los Desayunos de Correo y USIL y comentar sobre el trabajo que se debe hacer con respecto a la formación de menores, las chances de la selección peruana en el Mundial y el complicado caso de Paolo Guerrero.

Escribe Renzo Dulanto
(Twitter: @renzodul)

¿Qué es lo primero que debemos tener en cuenta para desarrollar a un futbolista?

En España tenemos muy bien estructurado de manera piramidal el fútbol. Tenemos 1 millón 100 mil fichas de jugadores, somos 40 millones de habitantes y se juegan 25 mil partidos de fútbol cada fin de semana federados, es decir, con reglamentación, con control, con sus árbitros, con su ficha federativa y con sus resultados que siempre se tienen en cuenta. Ese es el final de todo un proceso en el que en cada provincia existe un club con todas las categorías, senior, sub-15, sub 17, fútbol femenino, tenemos una liga bebé, en la que juegan niños con 5 o 6 años, no se tienen en cuenta los resultados sino simplemente que jueguen, tenemos chupetines, y luego van subiendo. No hay un solo partido que se celebre en el que que no haya alguien mirando qué posible talento pueda haber ahí.

En Perú no hay esa estructura, pero ya fuimos al Mundial; como que hicimos las cosas al revés...

Pero todo se puede arreglar. Me consta que la Federación Peruana de Fútbol, con Edwin Oviedo, y Raúl Diez Canseco, son personas que están de acuerdo en este tema. La confluencia es única, yo esoy convencido que este es un país en el que hay jugadores que están sin descubrir. Francia tiene jugadores muy altos, pero en Perú también lo hay, pero hay que descubrirlos. A lo mejor uno que es más alto no es tan bueno; bueno pero le enseñamos a jugar, claro que se le puede enseñar a jugar. Porque el fútbol de hace 30 años era el fútbol de artistas, hoy el fútbol es de atletas, totalmente. Y hay grandísimos atletas que son futbolistas aunque no sean tan buenos, pero son campeones del mundo. Pero artistas del balón cada vez quedan menos. Hoy en día las transiciones en el fútbol son mayores, se corren 13 kilómetros por partido, 150 sprints de alta velocidad. Si el fútbol se jugara pensando, yo soy mejor jugador que vosotros, pero el problema es que hay que correr. Y eso es forma física, eso es nutrición, eso es descanso, concentraciones, estructua técnica y psicología; a eso se le llama entrenamiento biológico integral.

En el Mundial somos la tercera selección más baja...

Pero si nosotros llamábamos a nuestra selección la selección de los bajitos, qué más da. No son excusas. Además, que digan lo que quieran, porque luego el fútbol se desarrolla y se hace estratégicamente. Si tenemos centrales que no son muy altos lo que hay que impedir es que te centren por arriba.

¿Influye la alimentación para ser más alto?

Sí, evidentemente, desde chico. No es que haya un alimento que haga crecer, lo que pasa es que la nutrición es como una orquesta, es una sinfonía completa, no un solo de piano. Tiene que estar todo, pero cuando suena toda la alimentación a modo de melodía el organismo se desarrolla en todo su nivel. Nosotros éramos bajitos en España, pero ahora no, en 30-40 años cambió, pero siempre ha habido altos, siempre hubo centrales de 1.90. Lo primero es buscarlos, de seguro que haciendo un barrido aparecen jugadores por todo sitio, porque aquí hay jugadores de color, y los jugadores de color como Mbappé y Pogba valen 150 millones de euros, eso están pagando por ellos. Y aquí, esa tipología, con centros de gravedad bajos, elásticos, estoy convencido si me doy un paseo durante unos meses por Perú y saco 50 jugadores altos.

A Messi le dieron hormonas...

Sí, eso se hizo con Messi, pero ya no se puede hacer a no ser que sea una patología. Antes se daba hormona de crecimiento, pero ahora se da solo cuando hay una patología diagnosticada, osea cuando alguien tiene un auténtico problema de crecimiento diagnosticado, no porque sea bajito. No se sabe nunca muy bien si es que Messi era patológicamente diagnosticado, pero lo que le dieron fue muy bueno, al final el resultado fue extraortinadio. Pero bueno, Messi es uno, y los Mundiales los jugadores los gana un equipo, no un jugador.

¿Y qué puede hacer Perú en el Mundial?

Perú habla mucho de Francia, y no se habla de Australia y hay que tener cuidado con Australia. Porque los de Australia no son grandes jugadores, no tiene una buena liga, pero tiene jugadores en la Premier y otras ligas del mundo y son jugadores físciamente muy potentes, hay que tener cuidado con ellos. Dinamarca ganó a Irlanda con una goleada en su casa, y tanto Francia como Dinamarca como Australia son equipos muy físicos. No son grandes jugadores, bueno menos Griezmann, Pogba y Mbappé en Francia, pero son grandes jugadores en cuanto a estrategia y son muy veloces y juegan muy bien por las bandas. Ahora, Ricardo Gareca ya sabe esto, sabe las estrategias, pero no hay que dejarlos que jueguen así.
Está bien alegrarse por ir al Mundial, pero hay que alegrarse cuando se gana, y Perú no tiene por qué quedarse en qué bien por ir al Mundial, pero hay que intentar si es que no se gana llegar lejos.

Usted como doctor, ¿qué puede decir del caso de Paolo Guerrero?

A mí lo que no me gustan son las suspensiones cautelares, osea, se demuestra o no. Imagínense que Perú no se clasificaba y luego no pasaba nada con lo de Guerrero, eso no es justo. Es como la pena de muerte, no se puede decir que has matado y luego decir que eres inocente, ya no es reversible. La irreversibilidad de cualquier resolución es muy complicada. Yo soy negativo a tomar esas decisiones cuando las cosas no son claras, cuando las cosas son tremendamente claras, pues lo son. Cuando son confusas y se dice que es un derivado de la cocaína es tan poca cosa que al final demostrar de dónde puede venir no va a ser tan fácil. Pero, ¿eso influye en el rendimiento? Es que el doping hay que castigarlo, pero a veces las cosas son un poco complejas. El caso de Paolo Guerrero lo seguí, pero si se está tardando tanto es porque no está tan claro y Paolo es un jugador decisivo.

Comentarios