Cinco razones por las que Edwin Oviedo debería renunciar a la FPF

Cinco razones por las que Edwin Oviedo debería renunciar a la FPF

Oviedo enfrenta denuncias por crimen organizado y se le vincula con personajes acusados de tráfico de influencias

Edwin Oviedo atraviesa su hora más crítica al mando de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y no precisamente por una mala gestión. Las investigaciones por crimen organizado en su contra y su vínculo con personajes acusados de tráfico de influencias hacen que su situación al frente de la institución sea complicada y hasta insostenible.

En medio de ese panorama, miembros de la ADFP, el Comité Consultivo de la FPF y diversas partes de su entorno pidieron a Edwin Oviedo dar un paso al costado hasta que las aguas se calmen; pero el presidente ha preferido lanzar comunicados en lugar de hablar. Aquí planteamos cinco razones por las que no debería renunciar:

1. Acusado de crimen organizado

Edwin Oviedo enfrenta acusaciones fiscales por el caso de los 'Wachiturros de Tumán'. Los documentos lo señalan como el cabecilla de esta banda calificada como organización criminal autora de asesinatos y el desfalco de las operativas azucareras de Pomalca y Tumán.

2. Vinculación con acusados por tráfico de influencias

La revelación de los CNM Audios donde personajes como el juez César Hinostroza y el empresario Antonio Camayo mencionan a Edwin Oviedo para favorecerlos con un supuesto viaje al Mundial Rusia 2018 ha generado un escándalo en la opinión pública. Ante la presión mediática y luego de varios días tras la difusión de los audios, la FPF publicó hoy una lista de los viajeros a la Copa del Mundo.

3. Perjudica al fútbol peruano

Es imposible que el impacto de lo anteriormente mencionado no afecte de manera contraproducente al fútbol peruano, precisamente cuando se vive un ambiente posmundialista y urgente de cambios sustanciales para mejora de nuestro balompié. 

4. Diferencias con el Comité Consultivo

Tras la última reunión entre Edwin Oviedo, Juan Carlos Oblitas y el Comité Consultivo en la Videna se hizo evidente un desacuerdo entre las partes. El 'Ciego' y los demás miembros de la FPF pidieron al presidente salir a aclarar los hechos, pero no hubo humo blanco y la molestia se hizo presente.

5. Intromisión en asuntos del comando técnico

Edwin Oviedo ha cruzado la línea entre lo dirigencial y lo netamente futbolístico, que le compete únicamente al técnico de la selección peruana. El caso Paolo Guerrero fue la muestra más clara de cómo se manejaron las cosas y no se tomó en cuenta la opinión de Ricardo Gareca, seleccionador en ese entonces de la bicolor. Oviedo tomó el control de este asunto sin consultar al 'Tigre' y ello generó malestar en el comando técnico. 

Comentarios

El Bocón en Vivo