Foto: Grupo Epensa

Carlos Cortijo: Quería dejarlo todo

Técnico es el artífice de que 'Muni' vuelva a primera y revela que casi renuncia cuando falleció su esposa.

Su esfuerzo, guía y dedicación hoy son el resultado de que su equipo levante la copa que le da pase a la Primera División. Y es que el técnico del recién ascendido Deportivo Municipal, Carlos Cortijo, no deja de celebrar junto a sus dirigidos el éxito conseguido.

Escribe Fiorella Vidal

"Tengo la tranquilidad de haber terminado un campeonato y lograr un ascenso histórico. Siempre dependimos de nosotros mismos, no nos preocupamos por los resultados de los otros equipos. Nos recuperamos de la dura caída en Trujillo y el compromiso siempre fue claro. Mejoramos, metimos más trabajo, mucho esfuerzo y mayor calidad. Tengo chicos que se han entregado al máximo. Han jugado hasta 30 partidos durante la campaña y se han mantenido fuertes", comenta.

Para el entrenador, existen tres claves que alzaron al Muni. "La determinación de los jugadores para conseguir el objetivo, la planificación y la estrategia en los partidos, y el compromiso del plantel para con sus hinchas y con ellos mismos", precisó.

Su trayectoria

Pero cómo llega Cortijo al Deportivo Municipal? Ciertamente empezó como jugador en los juveniles en 1986, donde fue promocionado al primer equipo y rápidamente llamado a la preselección nacional con Juan Carlos Oblitas. Al siguiente año pasa al AELU con el profesor Otani y José Fernández. Es en ese momento que asciende al fútbol profesional.

En 1988, lo convocan por segunda vez a la selección nacional y junto a Percy Rojas va al Sudamericano de Buenos Aires.

Un paso por el Galicia de Venezuela figura en su carrera.

"Jugué por tres temporadas, me salió el contrato y arranqué en Primera, estuve tres años en Caracas", precisa.

Además está el Deportivo Lara, desde donde volvió al Perú. Era 1991 y el Octavio Espinoza de Ica y el CNI de Iquitos lo tuvieron en sus filas. Participó en Segunda y Copa Perú, hasta que decidió retirarse y estudiar para entrenador. "Trabajé 4 años en la Copa Perú, dirigiendo equipos en el norte y sur y llegué a Etapas Nacionales. Estuve también tres años en Segunda y dirigí a San Marcos. En el 2009 decido hacerme camino por mi propia cuenta. Recorrí muchos lugares hasta llegar al Deportivo Municipal", rememora.

Su familia lo motiva

Y aunque la Academia pasa por su mejor momento, el profesor todavía se recupera de la pérdida de su esposa hace algunos meses, que lo llevó a pensar en abandonar a su equipo.

"El dolor de perder a un ser querido es grande, tenía ganas de dejarlo todo, pero vi a mis hijos, ellos son mi motor. Reaccioné y reestructuré todo. Pensé en ellos y seguí adelante, ellos para mí valen mucho. Descubrí que un hombre puede superar cualquier adversidad si se lo propone, por eso siempre les enseño que cada esfuerzo en la vida tiene su recompensa", dice.

Tiene para rato

Sobre su futuro como técnico del Deportivo Municipal, Cortijo aseguró que tiene un compromiso de palabra con el club, por lo que irá unos días al extranjero para capacitarse.

"Después de once meses de trabajo sin descanso, tomaré un descanso, viajaré y aprovecharé para prepararme mucho más para volver con fuerza a pensar en la Primera División", señaló.

"Hay equipos muy fuertes: Alianza, Cristal, el elenco de Juan Reynoso también. Dependerá mucho de las nuevas contrataciones que tengamos, claro que siempre siendo realistas, con presupuestos reales", agrega.

Finalmente, el responsable del equipo de la franja roja se muestra orgulloso.

"Empecé como un desconocido y gracias al apoyo y asesoramiento de las personas que me rodearon, logré un triunfo histórico con un equipo emblemático. El Echa Muni es una pasión para mí, acepté un reto que se volvió realidad", sentenció.

Comentarios