Ricardo Gareca: cinco momentos claves con la selección peruana

Ricardo Gareca: cinco momentos claves con la selección peruana

A propósito de los 60 años que hoy cumple el seleccionador argentino.

Cuando  Ricardo Gareca llegó a nuestro país, muchos mostraban su incredulidad con respecto a una posible clasificación de la selección peruana al Mundial de Rusia 2018. El 'Tigre' pasó por un sin número de pruebas que a la larga tuvo como producto final el ansiado regreso a una justa mundialista luego de 36 años.

Hoy, el seleccionador argentino se encuentra de onmástico y en sus 60 años de edad quisimos recordar algunos momentos claves que tuvo con el elenco bicolor en ese largo camino que significó las Eliminatorias a Rusia 2018.

Consolidación de jugadores

Tras su arribo a la Videna, Gareca solo tenía como materia prima a algunos elementos que ya tenían recorrido en el extranjero como Claudio Pizarro, Juan Manuel Vargas, Paolo Guerrero y Jefferson Farfán, por mencionar algunos. Sin embargo, el extécnico de Vélez Sarsfield no se quedó solo con aquellos nombres y fue por más. Para la Copa América de Chile 2015 sorprendía, por ejemplo, con el llamado de Christian Cueva en lugar de un Cristian Benavente, quien gozaba con más aceptación por parte del hincha. Aladino fue a dicho torneo, deslumbró y desde entonces su carrera no volvió a ser la misma. El estratega argentino había conseguido un elemento más, sobre los ya conocidos referentes. Otros elementos que podemos mencionar en esta lista son: Pedro Gallese, Yoshimar Yotún (pasó de lateral zurdo a un volante para aprovechar su 'buen pie'), Renato Tapia y Aldo Corzo.

Mantuvo una idea de juego

El fútbol peruano, para Gareca y el mundo entero es ese del toque fino, pelota al ras de campo y pegada al pie. Casi como los mismísimos brasileros. Eso fue lo que el DT argentino priorizó durante todo su proceso y para ello buscó y encontró a los mejores intérpretes. En varios pasajes de la eliminatoria vimos un combinado nacional con muy buen trato de balón y saliendo desde la defensa con pases precisos y ya no reventando el esférico como lo hacía antes.

Apostó por nuevos rostros

Para muchos el encuentro con Venezuela en Lima por Eliminatorias fue el partido bisagra en el proceso de Gareca. Ese día los ingresos de Flores y Ruidíaz hicieron entender al Tigre que era momento de los jóvenes y que si había que hacer cambios, era desde entonces. Pese a que no fue una medida populista, el Flaco decidió no llamar más a los 'consagrados' y le dio la oportunidad a jóvenes para que mataran por él. Y fue tal cual.

Priorizó el compromiso

Aunque muchos aseguran que el técnico de la selección peruana no debe pedir compromiso, Gareca siempre hizo hincapié en este asunto. Visitó a varios elementos para que se comprometan con el objetivo. Fue incluso contra un sector generalizado que no quería el regreso de Farfán al equipo. Pero, nuevamente el tiempo y las canas le dieron la razón al Tigre, pues Farfán no solo ha mostrado evidentes cambios sino que fue el gran artífice de convertir los goles que nos metió de cabeza en Rusia.

Amplió el universo de jugadores

Cuando antes se veía la lista de futbolistas de la bicolor, nos quedábamos en 5 o 6 extranjeros. Ahora, tras el exitoso proceso del Tigre podemos contrar a casi toda la plantilla del equipo que está en el exterior e incluso jugadores con raíces peruanas que quieren vestir los colores de Perú. Un ejemplo claro de la amplificación de elementos convocables, es la partida masiva de futbolistas nacionales al fútbol de México durante el 2018.

LEE ADEMÁS:

Comentarios