Foto: Epensa

Paulo Albarracín: Le tienen envidia a Alianza Lima

Tiene calle y a punta de sacrificio ganó un lugar en el once. Ahora responde a los detractores de la blanquiazul.

Paulo Albarracín aseguró que para jugar al fútbol tienes que ser palomilla y tener "harta calle".

Es tu mejor momento futbolístico?

Sí, recuerdo que a comienzo de año no jugaba, pero ahora con trabajo y sacrificio soy titular. Además que soy feliz porque me llaman seguido a la selección, no como antes que me citaban algunas veces ú otras no.

Qué te pide Sanguinetti?

Me dice que juegue como yo sé, que maneje la pelota y por momentos que le dé equilibrio al equipo. El profesor me da confianza y eso motiva a cualquier jugador.

Muchos dicen que la otra vez vencieron a Cristal por el aliento del Comando Sur...

Cuando jugamos sin hinchada algunos partidos (por decisión del Ministerio de Interior) no era lo mismo. Entre nosotros, los jugadores, comentábamos que así era jodido. Ante Cristal volvió el Comando, la mejor barra del Perú y miren lo que pasó.

Para jugar al fútbol debes tener calle?

Creo que sí, porque a veces tienes que sacar ese coraje que has vivido en la esquina. En lo personal he sufrido de niño, y cuando estás en el campo te acuerdas de todas tus carencias y sales a matar.

Varios minimizan el Torneo del Inca...

Nos quieren quitar méritos, pero no nos interesa lo que hablen de otros lados. Nos tienen envidia porque estamos en un buen momento y estamos cerca de jugar la primera final de la temporada.

Alianza tiene mejor equipo que la U y Cristal?

Somos conscientes de que no jugamos bonito, pero sí jugamos bien. Somos el mejor equipo en el acumulado, también somos contundentes y difíciles para cualquiera.

Qué esperas en el 2014?

Mi idea es irme al extranjero, termino mi contrato con Alianza Lima a fin de año y veremos qué pasa.

Hay futuro en la selección peruana?

Veo camada, una buena generación. Sin embargo, acá lo malo es que se gana tres partidos y dicen que vamos a ir al Mundial. A nosotros nos falta mucho por mejorar. Todo esto va a cambiar cuando entendamos que somos un equipo humilde.

Cuánto inviertes en el ropero, Paulo?

La verdad tengo otras prioridades, como darles lo mejor a los míos en cuanto a vivienda y educación. Aunque si veo un polo que me agrada me lo compro, así esté en un mercado o en otro lado bien humilde.

De niño llegó a faltar el pan en tu hogar?

Nunca faltó un plato de comida. Sí recuerdo que mi madre se prestaba para los pasajes, para que yo vaya a entrenar. Llegaba a casa y decía: "Ya hijo, vamos a entrenar". Eso lo tengo grabado hasta ahora.

Fuiste un mil oficios...

Mi familia es grande y por eso picaba a mis primos y tíos, ja, ja, ja. Mi tío Pepe me mandaba a comprar chelas a la esquina y yo me quedaba con el vuelto. Ahí juntaba para mis pasajes también.

Qué tal el vestuario de Alianza?

Bueno, antes de los partidos ponemos música y casi todos bailamos, eso nos motiva y así manejamos las ansias.

Y hay abusivos para el baile?

Los uruguayos (Míguez, Costa, Ibáñez y Guevgeozián) son muy malos, pero son buena gente, ¡Ja, ja, ja!. Nosotros, los del Callao, los apoyamos y les hacemos barra.

Tienes alguna cábala?

Yo no puedo jugar sin un chicle. Una vez no tenía antes de un partido y mandé al utilero a comprar uno. He jugado sin chicle algunas veces, pero se me seca la garganta.

El más gracioso del plantel?

Cucurucho Guizasola, ese para fresco todo el día, le gusta poner chapas.

Cómo le dicen al profe?

No le decimos nada, porque después no te pone en el partido.

Comentarios