Marcio Valverde | Epensa

Padre de Marcio Valverde es secuestrado pero PNP lo rescata de delincuentes

"Aún no lo termino de entender", dijo el futbolista

Indignado. Así se mostró el volante Marcio Valverde. Y es que el ver a su hijita llorar desconsoladamente, junto a su hermanita menor, a su madre echa un manojo de nervios sin poder contestar a dónde se habían llevado a su esposo, es quizá el peor cuadro que le ha tocado vivir al futbolista de Sporting Cristal.

"Aún no lo termino de entender", dijo el futbolista vía telefónica, con la voz afectada por lo que horas antes había sucedido.

"Mi hija y mi hermanita (3 y 4 años, respectivamente) estaban muy afectadas, ambas siguen asustadas, a mi mamá la tuvimos que calmar con pastillas. El susto ha sido tremendo para todos, quiero creer que se ha tratado de una equivocación", agregó.

Marcio, quien aportó para su equipo con un gol en el último triunfo ante Cienciano, pidió además mayor seguridad en las calles.

"Esto le pudo pasar a cualquiera, lamentablemente me pasó a mí, pero me da miedo pesar y saber que en Lima todo está de cabeza y que los delincuentes pueden hacer esto y más", acotó.

Luego, usando su cuenta Twitter escribió así su indignación: "Ahora nadie puede vivir tranquilo por esta sarta de delincuentes... Hacen daño sin interesarles la edad, ¡malditos!".

Los hechos

Iván Valverde, padre del futbolista, iba con su esposa, su hija y su nieta en el auto del jugador, cuando dos delincuentes armados intentaron arrebatarle el vehículo. A pesar de no oponer resistencia los malhechores se llevaron al patriarca. Al poco rato la policía de San Martín de Porres alcanzó a la camioneta y tras una balacera atrapó a los dos ladrones.

Comentarios