FIFA: Mundial Rusia 2018 al borde de un nuevo escándalo

FIFA: Mundial Rusia 2018 al borde de un nuevo escándalo

La FIFA, al borde de un nuevo escándalo, es denunciada en Parlamento ingles por abuso de poder, amenazas y extorsión

El Parlamento inglés ya escuchó las acusaciones del abogado portugués Miguel Poiares Maduro contra Gianni Infantino, presidente de la FIFA. ¿El Gobierno de Vladimir Putin está sobornando a la FIFA para que no inspeccionen su país por el atraso en las obras para el Mundial Rusia 2018? Graves acusaciones sobre los gastos millonarios sin comprobantes del titular del organismo y algunos de sus funcionarios reveló el periodista argentino Chequis Bialo para el portal Infobae.


Tras el escándalo del FIFA-Gate, Miguel Maduro aceptó ser miembro de la FIFA a instancias de la Federación Portuguesa de Fútbol. Gianni Infantino lo designó como Presidente del Comité de Gobernanza. Este cuerpo es el que controla y audita los gastos y el manejo económico y financiero de la FIFA. Esa área está presidida por Alejandro Domínguez, el titular de la Conmebol. Y tan pronto comenzó su tarea advirtió irregularidades del propio Infantino y aprobados por Alejandro Domínguez, "poco claros". Por ejemplo:


* Hay tres vuelos en jets privados imputados a viajes personales de Infantino el mismo día con distintos destinos por cerca de 400.000 dólares. Imposible que una persona viaje el mismo día desde Zúrich a tres ciudades de Europa.


* La cuantiosa y millonaria cifra en francos suizos pagada y a pagar en concepto de honorarios a funcionarios de la FIFA, en su mayoría integrantes de cuerpos independientes que al cobrar un monto no conocido oficialmente por el Comité de Gobernanza se convierte en un pago supeditado a la voluntad del Presidente. En ese caso Infantino se transforma en empleador de los miembros del Tribunal de Disciplina, Ética, Gobernanza, Apelaciones, etc que antes jamás cobraron, eran ad honorem y podían posicionar su condición de independientes. Hubiera resultado difícil bajar una sanción disciplinaria a un jugador de cuatro fechas a darla por cumplida tras un partido ¿Quién se hubiera animado a "decretarla"?.


* Tampoco le cierra a Miguel Maduro el reglamento de Honorarios, Gastos y Prestaciones aprobado en Bahrein, donde a lo lo largo de 34 páginas figuran ítems como: honorarios (sin montos ni escalas), pensión y seguros, viajes y desplazamientos (se admite ir con acompañante), reservas con antelación (¿?), viajes en aviones privados, equipaje extraviado o dañado, actividades privadas (¿qué significará?: ¿ocio?¿diversión personal paga?), alquiler de autos, elección de hotel y tipo de habitaciones, asignaciones y viáticos diarios, "hospitalidad" (¿qué será, invitaciones solidarias?). Todo a cargo de la FIFA. Una FIFA que "iba a terminar con la corrupción"…


Puesto que la FIFA de Infantino no quiere escuchar denuncias, aclarar gastos, fundamentar sus cambios de políticas internas, permitir la injerencia desmedida de los gobiernos, el abogado portugués Miguel Maduro eligió otro camino para hacer su denuncia, la Cámara de los Comunes de la Gran Bretaña.


Desde la creación de la FIFA, el Reino Unido tiene una categoría especial. Viene de la realeza y fija un status que, entre otras, cosas determina que quien "tuviere algo que denunciar y no fuera considerado o desestimado por la FIFA podrá hacerlo ante la Cámara de los Comunes del Reino Unido en Londres, siempre y cuando tal denuncia fuera acompañada por la solidez de las pruebas".


El último 13 de septiembre, Miguel Poiares Maduro denunció ante los miembros del parlamento británico algunas cuestiones graves:


* Infantino interfiere en todas las decisiones del Comité de Gobernanza haciendo abuso de poder de manera arbitraria, extorsiva y amenazante.


* Se realizan gastos incomprobables por cuantiosas cifras cuyos fondos no tienen origen en la FIFA pues sus cuentas están bloqueadas por el FBI.


* Hay una situación poco clara con Rusia, país organizador del próximo Mundial, pues las obras están muy atrasadas y no permiten las regulares inspecciones de los oficiales de la FIFA, con la indulgencia de Infantino.


* Que Infantino y Fatma Samoura, la Secretaria General, encubren las decisiones de Vitaly Mutko y hacen los que les ordena el presidente Vladimir Putin respecto del próximo Mundial que podría ser un desastre de organización, infraestructura y logística.

* Que Putin no permite las inspecciones e Infantino dice que no puede pelearse con un Presidente.
* Que habría que investigar quien provee de fondos a la FIFA para que esta asista económicamente a la UEFA que ha recibido "ayuda o subsidio" por mas de 500.000 Euros.


Según el periodista Cherquis Bialo: Lo que Miguel Maduro nos está diciendo es que alguien (¿Rusia?) está entregando dinero "negro" a cambio de no ser inspeccionada, que ese dinero va a la FIFA y que Infantino está consolidando relaciones políticas con los presidentes de las distintas confederaciones, allí donde estarán los votos para el futuro político. Esa plata luego quedará bajo la órbita de Alejandro Domínguez a cargo de Finanzas. Y aparecerán extrañas fantasías como la de incluir a Paraguay en la idea de Uruguay -apoyada oportunamente por la AFA- para la organización del Mundial del 2030 en celebración a los cien años de la Primera Copa del Mundo disputada en Montevideo.

Comentarios