¡Dos te salve! Perú no baja los brazos y empata 2-2 ante bolivia

En la adversidad, sobre todo, es en donde conocemos todos nuestros recursos para hacer uso de ellos. Estuvimos siempre abajo en el marcador y más allá de una genialidad de Rinaldo Cruzado convertida en gol, y un invento de Claudio Pizarro en ataque, faltó ideas para generar peligro en el arco boliviano y conseguimos un empate a dos con sabor amargo a un mes del debut en las Eliminatorias ante Paraguay. Aún nos cuesta ser protagonistas. Jugamos mejor de visita que de local. De la Copa América se vio poco. Quizás porque la base conformada por Juan Vargas y Paolo Guerrero estuvo ausente. Hubo actitud y no aptitud El buen comportamiento que cada seleccionado peruano emplea en el campo de juego es aprobatorio. Hubo actitud. Corazón. Pero si analizamos el carácter o conjunto de condiciones que hacen a una persona especialmente idónea para una función determinada, entonces faltó aptitud. Wilmer Aguirre no cumplió como extremo por la izquierda. Vílchez y Revoredo, quienes conformaron la zaga central -la misma de Sporting Cristal- muy dubitativos. Se extrañó, al menos, a Acasiete. Arriba, Claudio Pizarro jamás fue asistido. Quizá por el exceso de pelotazos por las bandas. El gol de penal salva su actuación. No sólo por convertirlo, sino por inventarlo. Jugamos mal La selección jugó mal si tomamos el argumento de Sergio Markarián. En ataque generamos menos de seis situaciones claras de gol, y, en defensa, recibimos dos ataques, que finalmente fueron goles de Escobar (5') y Cardozo (70'). Y Bolivia planteó simple. Más fácil, jugó a lo Perú en la Copa América. Anuló a Pizarro y alejó el balón de los pies de Farfán. Ratoneó, puso un candado en el mediocampo, disparó dos veces y marcó. Efectivo. Aunque no contó con la magia de un jugador que está en un nivel excepcional como Rinaldo Cruzado, quien marcó el empate (35') transitorio a uno en el primer tiempo. No me voy a cansar de repetir que Bolivia es un rival directo. Que la Copa América sólo es un torneo relámpago que no necesariamente ganan los mejores. Y que aún seguimos esperando que el telón se lavante para asumir el rol protagónico. En Eliminatorias no podemos empatar ante Bolivia en casa. Será un crimen.
Comentarios