Diego Haro sueña con estar presente en el Mundial [ENTREVISTA]

Diego Haro sueña con estar presente en el Mundial [ENTREVISTA]

Diego Haro es el único árbitro peruano que está preseleccionado para estar en Rusia 2018 y ahora se exige al máximo con la ilusión de estar en la próxima Copa del Mundo.

En su barrio picante del populoso distrito de San Martín de Porres lo miraban pasar y murmuraban: “Ahí va ese patita que quiere ser árbitro. Está rayado”. Pero Diego Haro no cambió el rumbo de sus aspiraciones, siguió entrenando fuerte, siguió estudiando todas las reglas de juego y siguió adelante.

ESCRIBE: ERNESTO CAVAGNERI

Pasaron algunos añitos y ahora Diego Mirko Haro Sueldo es uno de los referentes del arbitraje peruano, porque además es preseleccionado para llegar al Mundial Rusia 2018.

¿Cómo te enteras que eras preseleccionado para ir al próximo Mundial de fútbol?

Fue inolvidable. Eran como las 6:00 de la tarde del 24 de diciembre. No lo podía creer. Tremendo regalo de Navidad. Nos abrazamos con mis familiares. Fue realmente una linda noticia y en un día especial, a pocas horas del 25 de diciembre.

Diego Haro es serio, bastante serio. Algunos dicen que los árbitros se muestran de esa manera para inspirar respeto hasta fuera de las canchas.

Los jugadores dicen que eres un árbitro serio de verdad...

Siempre que dirijo trato de tener el menor diálogo con los futbolistas, me dedico a arbitrar y no tolero actos de indisciplina de ninguna naturaleza.

Supongo que tomar la decisión de ser juez de fútbol no debe ser tan sencilla...

Claro que no. Recuerdo que tenía unos 17 años y estaba en el estadio con mi padre y comencé a reclamar algunas decisiones durante ese cotejo y un amigo de mi padre me dijo que tenía condiciones para ser árbitro. Hice el curso en el año 2000 y en setiembre de 2001 ya estaba dirigiendo en el torneo AFIM. Recuerdo que fue un partido de Cantolao con un equipo de policías. Fue una linda experiencia, pero la prueba fuerte fue en 2004, cuando arbitré en Segunda División profesional; fue La Peña Sporting ante Deportivo Aviación en la ‘Cancha de los muertos’.

¿Y el debut en Primera?

Fue en el año 2006, la Universidad San Martín ante Total Clean en el estadio San Martín. Eso lo tengo clarito, porque fue mi debut en la máxima categoría.

Ahora con 33 años de edad y 1.83 m, este estudiante del sexto ciclo de Contabilidad anhela representar a nuestro país en el próximo Mundial y para eso entrena sin descansar todos los días, porque sabe que la exigencia pasó a otro nivel de competitividad.

Y ahora que eres preseleccionado, ¿cómo cambió tu vida?

Tengo que sacrificarme mucho más, porque en los torneos internacionales donde dirigí la exigencia es mucho mayor y los mismos instructores te dicen que hay que trabajar más en todos los aspectos. Trabajo mucho la parte física y, gracias a Dios, los árbitros entrenamos fuerte sin parar en la Videna.

Tus experiencias internacionales sin duda que te han servido de mucho...

Mucho. Tuve la suerte de dirigir el Sudamericano Sub 17 de San Luis en Argentina en 2013, al año siguiente (2014) debuté en la Copa Libertadores dirigiendo un Peñarol vs. Táchira en Montevideo, fue un disputado empate de 1-1. El año pasado estuve en tres cotejos del Sudamericano Sub 20 de Uruguay y, por supuesto, en el Mundial Sub 17 de Chile. Todas gratas experiencias. Inolvidables.

Uno de los partidos que más se recuerdan a nivel local fue cuando dirigió el ‘U’-Cristal de 2012 en el estadio Monumental, los rimenses golearon 0-3.

“Esos partidos siempre son bravos”, apunta Diego, quien es el mayor de cuatro hermanos, que son los que más sufren y están pendientes cuando le toca estar en el verde.

Te falta un clásico oficial...

Dirigí un Alianza-‘U’, pero fue amistoso, terminó 0-0 en diciembre de 2012, pero me muero de ganas de hacerlo en una definición.

El juez peruano viene siendo muy criticado, ¿por qué no los programan mucho en Eliminatorias?

Creo que en las próximas fechas, los peruanos seremos tomados en cuenta con mayor frecuencia. Ahora nos estamos preparando hasta en el tema sicológico. En mi caso, reviso los partidos que arbitro y soy muy crítico conmigo mismo. El nivel del arbitraje nacional está mejorando.

Son palabras de Diego Haro, un árbitro con condiciones para seguir escalando y con esa gran oportunidad de llegar a Rusia 2018. Si el equipo de Ricardo Gareca no clasifica, por lo menos que Haro diga presente en ese Mundial.

LEE ADEMÁS:

El gol de Claudio Pizarro, vía penal, llegó en los minutos finales del primer tiempo. Bremen de visita venció 3-1 a Leverkusen.

Posted by Diario El Bocón on miércoles, 10 de febrero de 2016

Comentarios