Melgar empató 0-0 ante Bolo en su partido de presentación y lo que iba a ser una fiesta terminó en pifias e insultos

No dio fuego

Les aguaron la fiesta. Al parecer los directivos del Melgar analizaron las plantillas de los equipos y tuvieron la idea de elegir el más débil para el día de su presentación, ya que Bolognesi no ha hecho grandes contrataciones y la mayoría de sus jugadores son jóvenes, pero todo le salió al revés, ya que en su cancha los arequipeños no pasaron de un empate a cero ante los tacneños. La fiesta comenzó desde las siete de la noche, siendo el más aplaudido Ysrael Zúñiga, hubo baile y juegos artificiales antes del compromiso. A las ocho de la noche, el árbitro Alberto Cervantes dio inicio al partido. A los 15 del primer tiempo, Zúñiga estrelló un balón en el poste, todos pensaban que Melgar iba a golear, pero al final fue otra la realidad. Luego, el conjunto de Roberto Mosquera se fue asentando en el campo y comenzó a manejar el encuentro, desesperando a los rojinegros. Al final de la etapa inicial, un tiro de Zúñiga pasó cerca del palo izquierdo. Al parecer el café cargado de Techera motivó un poco a su dirigidos, quienes salieron con todo en la segunda mitad y a los 5 minutos el uruguayo Méndez con golpe de cabeza envió el balón al poste. Los 5 mil hinchas que se dieron cita en la estadio de la UNSA no entendían cómo un equipo como Melgar, que había hecho más contrataciones que el rival, no podía ganar. Al final los hinchas arequipeños se fueron decepcionados de su equipo, pifiándolo hasta el cansancio. Lo que parecía una fiesta se convirtió en un mal rato para los mistianos.
Etiquetas
Comentarios