Josimar Vargas, Adrían Zela, Diego Penny entre otros han abierto sus negocios.

Los futbolistas que también la rompen en los negocios

Josimar Vargas, Adrían Zela, Diego Penny entre otros han abierto sus negocios.

Una de las carreras más cortas es el fútbol y eso lo entienden bien los personajes de la pelotita a nivel local. ¿Por qué? Y es que los peloteros nacionales saben que deben ahorrar pan para mayo y no estar en apuros. Por ellos, muchos decidieron aprovechar su tiempo libre para sacar ganancias importantes y convertirse en empresarios.

Algunos decidieron abrir academias de fútbol, restaurantes, gimnasios, tiendas de ropa, etc. Hasta otros se animaron a relucir sus gallos, dedicándose al canto como es el caso de Luis Llontop, que se incorporará a Melgar tras cumplir su sanción por dar positivo en dopaje.

Un buen ejemplo, es el volante de Universitario de Deportes, Josimar Vargas. El mediocampista apoya a su padre Hugo en la academia de fútbol que tiene en Comas (Escuela de Fútbol Josimar Vargas) y a medida que pasa los meses va ganándose un nombre en el populoso distrito.

“Sueño con tener una academia propia. Mi papá me enseñó a mí de chiquito y ahora enseña a los que están acá. Vengo cuando no tengo prácticas con la ‘U’. Ayudo, entreno con ellos, aporto lo poco que sé del fútbol. Más adelante me gustaría dirigir”, aseguró Josimar  Vargas.

Asimismo, Adrián Zela, defensa de Deportivo Municipal y su padre, Gerardo, fueron denominados los ‘Reyes de los diamantes’ en el Perú. “Engastamos los diamantes en las sortijas”, confesó el defensa de Deportivo Municipal en un reportaje.

Asimismo, el arquero de Sporting Cristal, Diego Penny, no se quedó atrás y hace algunos meses inauguró su taller mecánica en Surquillo. "Es uno de los proyectos que tenía en mente y que finalmente puedo concretar, luego de asociarme con la persona idónea”, el portero de Sporting Cristal

Finalmente, George Forsyth, guardameta de Alianza Lima, es otro de los buenos ejemplos. El popular 'Ken' inauguró su centro de alto rendimiento para el cuerpo humano Vo2, dirigido para todo público no solo para deportistas. 

LEE ADEMÁS

Comentarios