Las 5 claves del triunfo de la selección peruana sobre Chile

Las 5 claves del triunfo de la selección peruana sobre Chile

Perú logró un gran triunfo ante Chile en Estados Unidos, con un equipo que vuelve a jugar de memoria

La selección peruana se quitó un peso de 5 años sin poder ganar a Chile. Venció con categoría por 3-0 con goles de Pedro Aquino y un autogol de Roco. El proceso de Ricardo Gareca se sigue manteniendo con un juego donde prima el colectivo, los pases y la salida desde el fondo sin rifar la pelota con balones divididos.

Mismo libreto

La selección peruana salió con el libreto insignia de Ricardo Gareca: control del balón con pases, ya sean cortos o con cambios de banda a banda. En el primer tiempo, esta vía fue la que más opciones generó, pero sin llegar a concretar, con jugadas de gol desperdiciadas. Para el complemento, la clave fue la misma y los tantos sí llegaron.

Pedro Aquino

Cuando el partido ya estaba 1-0 y Chile empezaba a adelantar unos metros buscando el empate, el ingreso de Pedro Aquino por Renato Tapia indicaba más presencia en la marca. Pero la Roca volvió a demostrar que su gol ante Holanda no fue casualidad. El volante, que entró para ser el candado, desató la alegría con dos goles.

Buena defensa

La primera etapa tuvo ataques nulos de Chile. Matías Fernández y Arturo Vidal nunca pudieron asociarse con el delantero Nicolás Castillo. El mérito de esta estadística también fue en gran parte a la presencia de Christian Ramos y Anderson Santamaría en la zaga. Trauco y Advíncula también destacaron y marcaron bien.

Desequilibrio

La superioridad en el juego muchas veces se refleja en la individualidad y la tranquilidad con la que se puede asomar al área contraria. Edison Flores y André Carrillo tuvieron la velocidad que siempre se le pide a los extremos. Edison no es titular en México y André no juega en una gran liga, pero no pierden protagonismo en la bicolor.

Cambios funcionan

Andy Polo, Pedro Aquino, Paolo Hurtado Yordy Reyna y los pocos minutos de Horacio Calcaterra no hicieron perder la identidad y la circulación del balón. La convicción y seguridad de mantener el ritmo de juego es destacable. Gareca vuelve a demostrar que tiene un plantel con variantes.

LEE ADEMÁS:

Comentarios