Juan Reynoso y los motivos que tiene para llevarse mal con Edwin Oviedo

Juan Reynoso y los motivos que tiene para llevarse mal con Edwin Oviedo

La relación entre Juan Reynoso y Edwin Oviedo se quebró en el 2010, cuando el 'Cabezón' fue contratado para dirigir al Juan Aurich y el dirigente no le cumplía las promesas. Además hubo un conflicto económico.

Juan Reynoso dejó con la mano estirada a Edwin Oviedo y eso lo vieron todos en el momento de la premiación a FBC Melgar por el vice campeonato obtenido. Fue un gesto desagradable que se magnificó debido a que el entrenador no posee respaldo de ningún sector de la prensa debido a sus constantes enfrentamientos, discusiones y desplantes con los medios de comunicación.

El caso es que Juan Reynoso tendría razones para detestar a Edwin Oviedo que se remontan al año 2010, cuando el ‘Cabezón’ fue contratado por el Juan Aurich del potentado dirigente que ya pensaba en colocar al ‘Ciclón’ en lo más alto del fútbol peruano.

Allegados al técnico expresaron que hace unas semanas, cuando Alianza Lima lo sondeaba, habría comentado que “al único equipo que no volvería jamás es al Aurich”, como dando pie a una posible negociación con los grones. Sin embargo ello no ocurrió, pero quedó la frase como prueba del resentimiento que tendría el técnico con todo lo que tenga que ver con Oviedo.

¿Y qué pasó entre ellos en el 2010? Según se pudo investigar, Oviedo realizó una serie de ofrecimientos a Reynoso para mejorar el plantel y lo sedujo para que firme por los chiclayanos, pero pasaban los días y no cumplía; por el contrario, Reynoso lo llamaba por teléfono y el presidente ni siquiera le respondía.

Pidió a jugadores como John Galliquio, Luis Ramírez, Renzo Revoredo, Rainer Torres, entre otros, pero no cumplió con su demanda. También pidió que no continúen los futbolistas Reimond Manco y Pedro Ascoy porque no los tenía en sus planes. Sin embargo, Oviedo les renovó contrato hasta fines del año 2012.

Esto enfureció a Reynoso, quien insistía para verlo cara a cara, pero ni siquiera lo recibía en su oficina. La relación se quebró y las coordinaciones se hacían a través de terceros, pero ya no había contacto. De lado de Oviedo, se dice que el técnico habría sido muy insistente e intenso en sus formas, algo que el mandamás del ‘Ciclón’ no aceptaba.

A finales del 2010, Reynoso decidió no seguir en el Aurich y por tener contrato firmado, habría tenido que pagar una fuerte suma de dinero para rescindir. Oviedo no quiso negociar una salida cómoda para el entrenador y desde entonces el ‘Cabezón’ no lo puede ver ni en pintura. Por eso, sabe que su opción de llegar a la selección nacional mientras esté Oviedo, es imposible.

LEE ADEMÁS:

Comentarios