Hinchas violentos quemaron asientos en el Monumental

Casi se suspende el clásico

Ardió el Monumental. A pesar de la designación de cinco mil efectivos policiales, destinados a la seguridad del clásico, los desmanes se desataron en la tribuna sur del coloso de Ate. Todo los actos delictivos se iniciaron en el entretiempo del clásico. Fueron hinchas de Alianza Lima y Universitario que se liaron a golpes en la parte superior de los palcos del estadio Monumental sin que ningún efectivo policial ponga orden por más de diez minutos. Los hinchas llegaron al extremo de lanzarse sillas, mesas, pancartas al filo de la baranda, lo cual pudo ser fatal si uno de los barristas caía al vacío. Asimismo, en las graderías de la tribuna sur en la parte baja, donde se ubicó la denominada barra de Alianza Lima "Comando Sur", se enardecieron los ánimos al ser atacados por los barristas de la "U" que les lanzaron palos, piedras y sillas. La respuesta fue inmediata de parte de barristas blanquiazules, quienes comenzaron a quemar papeles, botellas plásticas y hasta las mismas sillas que les lanzaron en forma de fogata, lo cual pudo provocar un accidente mayor. Los efectivos de la Policía Nacional tuvieron que apagar el fuego con sus escudos. Y los bomberos?, que se supone están designados a cubrir incidencias, nunca llegaron ni hubo extintores. En el sector de occidente los conatos de bronca se desataron porque los hinchas cremas desde los palcos tiraron botellas y todo lo que tenían en la mano a los aliancistas. Finalmente, el comisario del clásico, Enrique De la Rosa, alertó que si no se controlaban se suspendería el partido. Al final, empezado los primeros minutos de juego del segundo tiempo, se logró apagar las llamaradas y los barristas de Alianza Lima se calmaron.
Etiquetas
Comentarios