Alianza Lima: lo bueno, lo malo y lo feo en el Torneo de Verano

Alianza Lima: lo bueno, lo malo y lo feo en el Torneo de Verano

Un recuento del opaco rendimiento de Alianza Lima en el arranque del año

Alianza Lima terminó quinto en el Grupo A del Torneo de Verano y décimo en la Tabla Acumulada. Cinco triunfos, cuatro empates y cinco derrotas que resumen el pésimo arranque de año bajo la conducción de Pablo Bengoechea. Ninguno de los refuerzos lograron consolidarse en los primeros cuatro meses, mientras que extranjeros como Gabriel Leyes confirmaron que no son la solución para el equipo.

LO BUENO

Alianza Lima es uno de los clubes que más minutos da a los jóvenes. Eso es positivo. Sin embargo, ninguno de ellos ha logrado consolidarse. Duclós, Marina, Fuentes, Cotrina, Quevedo y Ramírez han sido tan irregulares como el equipo mismo. 

Con Leao Butrón cada vez más cerca del retiro, Alianza Lima ha encontrado variantes importantes en Prieto y Campos. Con más minutos, la seguridad en la portería blanquiazul está asegurada. Cabe resaltar que Leo Butrón esta vez no ha sido determinante como en el 2017 debido a sus lesiones.

LO MALO

Los refuerzos de Pablo Bengoechea no funcionaron. Ninguno ha logrado consolidarse. Ninguno ha significado mejor refuerzo que los que se fueron en diciembre pasado. Tomás Costa no ha sido suficiente. No destaca para ser extranjero. Guidino, Velarde, Riojas, Gambetta. Ninguno funciona en Alianza Lima.

Alianza Lima no encontró un reemplazo para Luis Aguiar, la máxima figura del cuadro íntimo el 2017. Nadie pudo asentarse en esa posición y Pablo Bengoechea tampoco supo cómo jugar para hacerlo olvidar.

Los llamados a ser referentes en Alianza Lima no han destacado. Carlos Ascues ha sido absorbido por la irregularidad y las lesiones, Gabriel Leyes, el referente de ataque no ha marcado ni un gol, en la volante jugadores como Luis Ramírez y Rinaldo Cruzado han sido muy intermitentes.

LO FEO

El ataque de Alianza Lima ha sido aún peor que en el 2017. Si Lionard Pajoy tuvo un segundo semestre pésimo y Germán Pacheco tampoco hizo muchos goles, este 2018 Gabriel Leyes fue un desastre. Janio Pósito tampoco estuvo a nivel en Alianza Lima.

Pablo Bengoechea no ha logrado encontrar una idea de juego, no ha logrado maximizar rendimientos individuales, ni ha consolidado figuras. La irregularidad ha sido la carta de presentación de este Alianza Lima en los cuatro primeros meses.

La llegada de Maximiliano Lemos, el yerno de Pablo Bengoechea, que no ha logrado consolidarse ni en el once titular. Mucho menos ser figura.

Comentarios