Alianza Lima: lo bueno, lo malo y lo feo del campeón del Apertura

Alianza Lima: lo bueno, lo malo y lo feo del campeón del Apertura

Alianza Lima se hizo del Torneo Apertura con virtudes y carencias

Alianza Lima reafirmó lo que ya parecía un hecho 48 horas antes: se llevó el Torneo Apertura, con lo que clasificó a la Copa Libertadores 2018 y se apuntó en la final del título nacional, que le es esquivo desde hace once años. Mérito absoluto de un equipo que supo imponerse a la adversidad y que, aunque muchas veces no convenció por estilo o rendimiento, finalmente logró consagrarse en base a la superioridad que lograría en la tabla de posiciones. Concretamente, Alianza Lima hizo lo que otros no pudieron pese a jugar mejor: ser campeones.

ESCRIBE: JOSÉ BRAGAYRAC

Hubo mucho que destacar en este Apertura de Alianza Lima. La luz mayor ha sido Leao Butrón, un portero que a sus cuarenta años ha lucido imponente, con atajadas determinantes que han decidido el resultado. El portero de Alianza Lima ha sido de lo mejor no solo del equipo íntimo, sino del torneo en general. Coronar su gran semestre con una convocatoria a la selección peruana debió ser la cereza del pastel.

Alianza Lima también tuvo puntos altos en la ofensiva. Ahí destacó Luis Aguiar, quien aunque deambuló algunas fechas, supo reponerse y terminó como goleador del equipo íntimo. Luis Aguiar no solo impuso calidad, sino que parte de su jerarquía se transmitió a partir de la fiereza para jugar y empujar hacia adelante. Moralmente fue sumamente importante, además de hacer goles determinantes. Otro punto a destacar es la defensa, que aunque sufrió demasiado, supo mantener al equipo de Alianza Lima como el segundo club menos batido del torneo y eso es digno de resaltar.

La aparición de jóvenes promesas como Fuentes, Ramírez y Quevedo también es otro punto a favor. Tal vez el exceso de rotación o ciertos errores de Pablo Bengoechea en la táctica y cambios pueden opacar la campaña, pero el mérito colectivo para sacar adelante los partidos luce más. Gonzalo Godoy es otra de las figuras que supo encumbrarse en el último tramo: regularidad, gol y jerarquía lo hicieron figura en Alianza Lima.

Los puntos bajos que debe solucionar Alianza Lima para el Clausura no son pocos. Urge reforzarse en ataque. Lionard Pajoy ya confirmó que como único delantero no es suficiente. Su intermitencia e irregularidad le costaron partidos a Alianza Lima. Germán Pacheco, que llegó este año, tampoco ha sido solución, pese a que supo brillar en algunos partidos. Su poca cuota goleadora y su irregularidad también hicieron sufrir a los hinchas.

Uno de los refuerzos para esta temporada en Alianza Lima y que no logró afianzarse ni como pieza de recambio es Paolo de La Haza. Pese a su trayectoria y su experiencia, su rendimiento nunca fue por lo menos regular. Alianza Lima ha sufrido por los laterales, en especial para el trabajo de marca.

Comentarios