Carmona: "El técnico me agarró 'Camote'"

La "Pantera" se gana un lugar en San Lorenzo y nos cuenta lo que hace para sobrevivir en el picante barrio de Boedo

Ha finalizado la práctica de San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro y bajo 32 grados de intenso sol, el "Peruano", el "Negro" o simplemente Giancarlo Carmona, no descansa. Estira por unos minutos y tras una palmada en el hombro de su técnico Ramón Díaz, sigue corriendo. El "Pelado" Díaz confía mucho en nuestro compatriota, quien con un mes de trabajo se perfila como titular en el equipo de Boedo. Qué tal ritmo Giancarlo. Ese entrenamiento seguro no lo tuviste antes... Nunca, mi hermano. Realmente lo que se trabaja en este país, lo que te exigen y lo que uno debe dar si quiere jugar y tener continuidad, es de mucho sacrificio. Entrenamos casi dos horas y ahora estoy de pie porque saco fuerzas de adentro. Te acoplas rápido al equipo y el técnico parece respaldar cada uno de tus movimientos... Así es, el profesor me da mucha tranquilidad. Me hace jugar como volante y me ha visto condiciones. Cómo aguantar eso y encima lejos de la familia? Todas las noches le pido a Dios que le dé salud a mis dos hijas y a mi esposa, Angélica. Son mis tesoros y por ellas hago todo esto. Me "mato" en cada entrenamiento y, como viste, después que acabamos me quedo haciendo algunos ejercicios más, para tener cierta ventaja. Dicen que eres el engreído del profesor Ramón Díaz... Sería bueno. El técnico habla mucho conmigo, siempre me aconseja y creo que me tiene "camote". Es un histórico y es un orgullo tenerlo acá, por eso nunca lo defraudaré. "Barnie" o "Pantera"? No sé a quién se le ocurrió decirme "Barnie", no me gusta esa "chapa", pero la aguanto. En los comentarios quisiera que me digan "Pantera". Suena mejor. Zona brava Vienes a entrenar a este barrio que es más picante que el Callao. Llegas "chalequeado"? Nada, aún no conozco a nadie en Buenos Aires. Este barrio "pica" mucho. Todos los días roban. Hasta los más pequeños tienen pistola y por un par de pesos te disparan. Las cosas están duras, pero eso no me amilana. Yo crecí en Carmen de la Legua y aunque no es tan bravo, siempre jugué en barrios fuertes, como Sarita Colonia, Iberia, Barracones y siempre he parado el "macho". Así que acá no me van a meter miedo. En algún momento esa inseguridad te ha dado miedo? A quién no le intimidaría un poco eso. Por eso siempre pienso una cosa: si cuando estoy caminando por la calle y me quieren "poner", así estén entre diez, pues que me alcancen. Y es que me pongo a correr mismo "piraña". Y si me chapan, pues que se lleven hasta mis calzoncillos. Acá no existe el cebiche. Te tienen a pura carne... No sabes lo que es. Antes, en Sullana, casi todos los días comía mi rico cebiche y ahora estoy a puro asado. Ya me datearon que hay unos "huariques" en algunos barrios de peruanos donde se come bien y hay harta salsa. Cuando tu esposa llegue traerá varias maletas con condimentos para cocinar... Eso se lo canté desde que me vine. A fin de mes mi esposa e hijas deben llegar porque ya tengo mi departamento y espero que estén acá para mudarme. Allí sí la explotaré para que me prepare mi arroz con pollo, ají de gallina... Ya jugaste contra Boca Juniors. Acá la presión no es cosa fácil de aguantar... Ese partido lo perdimos, pero jugamos bien. Las barras son cosa de locos. Todos saltan, meten, cantan durante los 90 minutos y ya quiero jugar de local, en esta cancha (Nuevo Gasómetro) para sentir a nuestra gente brincando y celebrando un triunfo. Bueno Giancarlo, ha sido un gusto conversar contigo y ya cómprate tu carro, porque afuera te esperan veinte "pirañitas"... No te preocupes, ya me sale el auto porque viene mi familia y debo tenerla con mucho cuidado. Además, yo he sufrido más que los que andan afuera del estadio y sé todas sus mañas. No me la van hacer. En vano salí de barrio. Gracias y saludos a EL BOCÓN que siempre está en todas. Nunca descansa. Video : Emanuel Espinoza, enviado especial a Argentina
Comentarios