Alianza Lima: Esto pasó con Johnnier Montaño a su vuelta a Matute

Alianza Lima: Esto pasó con Johnnier Montaño a su vuelta a Matute

La administración de Alianza Lima había castigado a Johnnier Montaño con cinco días sin goce de haber.

Y un día volvió. Johnnier Montaño cumplió el castigo impuesto por la administración de Alianza Lima y retornó ayer a los trabajos del primer equipo íntimo.

El volante colombiano Johnnier Montaño se apareció en las prácticas matutinas y esta vez no tuvo problemas para ingresar al estadio victoriano, donde a regañadientes volvió a sus labores, aunque con la decepción a cuestas por los directivos del club Alianza Lima.

Esta vez no hubo escándalos, ni molestias que amargaran su paso, el mediocampista de Alianza Lima se dedicó a entrenar sin chistar y casi no cruzó palabras con sus compañeros ni el comando técnico, evidenciando su incomodidad por estar en un club donde se siente maltratado.

Como se recuerda, Johnnier Montaño fue sancionado restringiendo su pase al fortín de Matute por cinco días sin goce de haber, debido a una supuesta falta de respeto al técnico Juan Jayo en el partido de los ‘grones’ frente a Alianza Atlético. La semana pasada se le impidió entrar al estadio y él aseguró no haber sido notificado al respecto, hecho que originó un conflicto de grandes proporciones entre el futbolista y la institución.

Sigue el pleito

El ‘Potón’ Johnnier Montaño tiene claro que no continuará vistiendo la camiseta blanquiazul en la próxima temporada, razón por la cual no está dispuesto a soportar los malos tratos de la directiva, así que pese al cariño que le tiene al club, seguirá adelante en la demanda que el impondría a Alianza Lima por restringir sus derechos laborales.

El jugador cafetero de Alianza Lima viene siendo asesorado por la Agremiación de Futbolistas, a fin de tomar la mejor acción para hacer valer sus derechos. Por lo pronto, a Montaño solo le queda seguir trabajando hasta que el club lo disponga y cumplir su contrato, que vence al final del presente año.

Escribe: José Torres Orellana

LEE ADEMAS:

Comentarios