Foto: El Bocón

Alarcón reconoce que el torneo se les complica, pero no bajarán los brazos

"Seguro que será una Liguilla complicada para nosotros"

El empate de Alianza en Chimbote sembró serias dudas sobre la posibilidad que tienen los íntimos de ganar la Liguilla impar. Incluso, el propio Guillermo Alarcón, presidente de la institución, dijo que todo se le puso cuesta arriba, pero "creo que nada esta perdido aún". "Seguro que será una Liguilla complicada para nosotros. El triunfo de la 'U' y San Martín nos mataron todo, pero en esta vida no hay nada imposible. No estamos muertos todavía", asegura. Sobre el arbitraje de Percy Rojas, quien cobró un penal dudoso en el último minuto ante Gálvez, Alarcón aclaró que Alianza no reclamará nada ante la CONAR. "El arbitraje fue bueno, no supimos ganar el partido y punto", añadió. "Este ha sido un año positivo para el equipo y no podemos quedarnos con las manos vacías. Confío en mis delanteros. En Curiel, que si anotaba un gol, su debut hubiera sido espectacular. No podemos bajar los brazos", culminó.
Etiquetas
Relacionadas
Comentarios